Roger Stone
Foto: Reuters


El estratega político republicano Roger Stone, uno de los aliados más próximos al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido detenido este viernes en Fort Lauderdale, Florida, e imputado por siete cargos entre los que se incluyen obstrucción a la justicia, mentir a las autoridades y manipular a testigos tras contactar con la web de filtraciones Wikileaks en un intento de obtener, durante la campaña electoral, información perjudicial contra la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton.

Concretamente y según los documentos judiciales, a Stone, de 66 años, se le acusa de «realizar falsos testimonios ante la Comisión Permanente Selecta sobre Inteligencia de la Cámara de Representantes (HPSCI, por sus siglas en inglés) sobre sus interacciones con la llamada ‘Organización 1′», el nombre con el que los documentos describen a la página de filtraciones fundada por Julian Assange.

Asimismo, a Stone se le acusa también de «intentar persuadir a un testigo para que aportara falsos testimonios, así como retener información pertinente» para la investigación especial de Robert Mueller sobre la posible injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Aunque Stone abandonó la campaña electoral de Trump en agosto de 2015, en la imputación se indica que «mantuvo contacto regular» con la organización Trump a lo largo de toda la elección de 2016. En verano de ese año, Stone habló con responsables de la campaña de Trump sobre la actividad de Wikileaks, quienes a su vez volvieron a hablar con el estratega político para preguntarle sobre futuras filtraciones de la web.

El testigo al que Stone intentó manipular es descrito en los documentos judiciales como ‘Persona 2’ y se trata de «un locutor de radio que había conocido a Stone durante más de una década» y que ejerció como intermediario con el jefe de la ‘Organización 1’, residente en la Embajada ecuatoriana en Londres», es decir, Julian Assange.

Stone recomendó a este locutor no identificado que se abstuviera de declarar ante las autoridades e incluso llegó a amenazarle para que no lo hiciera. «Eres una rata, apuñalas a tus amigos por la espalda, te voy a hacer pedazos. Prepárate a morir [insulto]», según los documentos.

El estratega político comparecerá este mismo viernes ante un tribunal para prestar declaración, según ha informado la investigación de Mueller en un comunicado.

Stone también fue asociado de Paul Manafort, quien encabezó la campaña de Trump durante varios meses en 2016. El mismo Manafort ha sido condenado por varios delitos federales derivados de la investigación de Mueller.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.