genes grasa cuerpo mujer hombre sentados sobrepeso


Un estudio reciente de la Universidad de Uppsala, en Suecia, descubrió que los factores genéticos influyen en gran medida en la acumulación de grasa alrededor del tronco o en otras partes de su cuerpo y que este efecto está presente principalmente en las mujeres y mucho menos en los hombres. En el estudio, publicado en ‘Nature Communications’, los investigadores midieron cómo se distribuía la grasa en casi 360.000 participantes voluntarios.

«Sabemos que las mujeres y los hombres tienden a almacenar grasa de manera diferente; las mujeres tienen la capacidad de almacenar más fácilmente la grasa en las caderas y las piernas, mientras que los hombres suelen acumular grasa alrededor del abdomen en mayor medida», dice el autor principal, Mathias Rask-Andersen, investigador postdoctoral en el Departamento de Inmunología, Genética y Patología de la Universidad de Uppsala, en Suecia. «Esto se ha atribuido a los efectos de las hormonas sexuales como el estrógeno, pero los mecanismos moleculares que controlan este fenómeno son bastante desconocidos», añade.

Los investigadores utilizaron datos de ‘UK Biobank’, que es un estudio de cohorte de medio millón de participantes en Reino Unido. Los participantes dieron muestras de sangre para el genotipado y se estimó la distribución del tejido graso mediante mediciones de impedancia, es decir, mediciones de resistencia eléctrica cuando una corriente eléctrica se alimenta a través del cuerpo.

ALTO GRADO DE HETEROGENEIDAD ENTRE LOS SEXOS

En el estudio actual, se analizaron millones de variantes genéticas en el genoma para determinar la asociación con la distribución de grasa en los brazos, las piernas o el tronco, y el equipo de investigación identificó casi un centenar de genes que afectan a la distribución del tejido adiposo en los diferentes compartimentos del ser humano. cuerpo. Los científicos también vieron un alto grado de heterogeneidad entre los sexos.

«Nos sorprendió la gran cantidad de efectos genéticos que fueron más fuertes o solo se presentaron en las hembras. Tras un examen más detallado, se descubrió que varios de los genes asociados codifican proteínas que dan forma activa a la matriz extracelular, que constituye la estructura de soporte alrededor de células», dice el líder del grupo, el profesor *sa Johansson. Los hallazgos sugieren que la remodelación de la matriz extracelular es uno de los mecanismos que genera diferencias en la distribución de la grasa corporal.

La grasa almacenada en el tronco se ha asociado previamente con un mayor riesgo de enfermedad. Los hombres tienen una mayor cantidad de grasa abdominal que las mujeres y esto puede explicar la mayor prevalencia de enfermedad cardiovascular observada en los hombres. Los estudios epidemiológicos incluso han demostrado que la capacidad de almacenar grasa alrededor de las caderas y las piernas brinda a las mujeres cierta protección contra las enfermedades cardiovasculares.

El resultado del estudio actual, por lo tanto, puede llevar al desarrollo de nuevas intervenciones para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. «Los sistemas biológicos que destacamos en nuestro estudio tienen el potencial de emplearse como puntos de intervención para nuevos medicamentos que tienen como objetivo mejorar la distribución de la grasa corporal y, por lo tanto, reducir el riesgo de enfermedad», concluye otro de los autores, Mathias Rask-Andersen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.