Ramón Espinar
EP


El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha confesado este sábado que el hasta ahora candidato a las autonómicas Íñigo Errejón, al que “admiraba mucho”, le ha decepcionado con su decisión de presentarse con otra candidatura, y ha defendido que lo que toca ahora es centrarse en “levantarse” del “golpe” y no entrar todavía a concretar los detalles de cómo van a reorganizar la candidatura del partido morado.

“Somos una herramienta joven y audaz, pero no hacemos milagros. Tenemos que parar y pensar como construir la alternativa”, ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la reunión del Comité de Campaña convocada por la dirección, con el resto de líderes autonómicos y candidatos de las elecciones de mayo.

NO ACLARA SI SERÁ CANDIDATO NI SI HABLARÁ CON EL PARTIDO DE ERREJÓN

De este modo, Espinar no ha querido avanzar cómo llevarán a cabo el proceso para rehacer la candidatura, tras la marcha de Errejón y posiblemente de otros candidatos afines al todavía diputado en el Congreso. Y tampoco si él será el candidato a la Presidencia de la Comunidad, o si ya tienen decidido quién sustituirá a Errejón.

“No es el día de establecer ni quién ni cómo. Sino para decirle a la gente que hemos pasado momentos muy duros, que este es uno de los más duros, y que nos vamos a levantar”, ha asegurado, tras señalar que deben afrontar esta crisis con “responsabilidad” y sin “caprichos”.

En esta línea, preguntado sobre si tienen previsto negociar con la nueva candidatura de Errejón, ‘Más Madrid’, ha asegurado que “no es una decisión” que en estos momentos esté en su mano. “No es algo que nos corresponda decidir a nosotros”, ha enfatizado, en las que han sido sus primeras palabras desde que Errejón anunciara su acuerdo electoral con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

“Llevo dos días en los que no he hablado y el mensaje que quiero trasladar no es con quién he hablado sino decir que estamos dolidos, pero estamos firmes”, ha enfatizado, aunque después si ha reconocido que ha mantenido una “conversación larguísima” tras lo ocurrido, pero no ha querido valorarla.

Espinar tampoco ha querido hablar sobre la apuesta de Izquierda Unida de hacer una candidatura unitaria, y ha criticado que “las negociaciones entre bambalinas ni son buenas ni son el camino a seguir”.

De este modo, Espinar ha evitado adelantar cuáles serán los siguientes pasos a dar y ha asegurado que no tiene ninguna decisión tomada porque hasta el jueves no sabía lo que iba a pasar. “Es un golpe muy duro, muy rápido y muy inesperado y por tanto necesitamos hablar mucho y escuchar mucho”, ha reafirmado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.