Es Murterar


Endesa ha comunicado a la plantilla de la Central Térmica de Es Murterar (Alcúdia, Mallorca) que ha solicitado formalmente al Govern el cierre de los grupos 1 y 2, como consecuencia de los cambios legislativos para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones que impone Europa a partir de 2020, según ha indicado UGT en una nota de prensa.

Por su parte, fuentes de Endesa consultadas por Europa Press han subrayado que se trata de un trámite “puramente administrativo” que se inicia ahora porque se exige un año de antelación, pero que en ningún caso es “irreversible”. En esta línea, desde Endesa han recalcado que esta carta “se puede retirar en cualquier momento”.

Endesa comunicó oficialmente la noticia a los trabajadores en una reunión convocada el pasado 28 de diciembre, después de iniciar el 27 de diciembre la tramitación del cese de actividad.

Según ha informado UGT, Endesa indicó al Comité de Empresa que se ha visto obligada a tomar esta decisión después de no recibir respuesta a la petición para acogerse a la exención por vida útil, que permitiría mantener los grupos más antiguos en funcionamiento 18.00 horas a partir del 1 de enero. Tampoco se han reconocido por parte del Ministerio las inversiones para adaptar los grupos de la central a las normativas medioambientales.

UGT sostiene que en el encuentro con el Comité, la empresa también anunció a los trabajadores que el Govern no ha aceptado ningún otro mecanismo de flexibilidad para poder mantener los grupos.

El cierre de una instalación de estas características requiere una solicitud con un año de antelación, y dado que a partir de 2020 es imposible que la central siga funcionando con la legislación actual, la empresa ha optado por comenzar los trámites. En esta línea, UGT ha indicado que si cambian las leyes “la empresa está dispuesta a reconsiderar la decisión de cierre”.

Al respecto, desde Endesa han insistido en que trabajan “intensamente” con la Administración para buscar soluciones alternativas “en el mínimo tiempo posible” y en que “todas las posibilidades están abiertas”.

EL COMITÉ DESCONOCE LA CIFRA DE TRABAJADORES POTENCIALMENTE AFECTADOS

Por el momento, la representación de los trabajadores desconoce el número de empleados que podrían verse afectados, según ha indicado el presidente del Comité, Pep Marí. Según UGT, la dirección manifestó que el cierre de los grupos 1 y 2 no significa el cierre total del centro “y que por tanto no se ha presentado ningún plan de futuro en este sentido”. Llegado el caso, ese tema “se trataría en otra comisión”.

Respecto al futuro de los grupos 3 y 4, que también se verían afectados por las normativas medioambientales, UGT ha apuntado que la empresa transmitió que están negociando con la Administración para encontrar una vía que permita que sigan funcionando más allá de 2020.

Desde UGT han explicado que el Comité expresó que “la sensación general de la plantilla es que la empresa no está utilizando todos los recursos que tiene para defender los grupos” porque “ha rechazado mantener reuniones a tres bandas” entre el Govern, trabajadores y la dirección de la empresa.

Actualmente, el Comité está a la espera de un informe de Red Eléctrica de España (REE) que describe las instalaciones necesarias para garantizar la cobertura de la demanda eléctrica. Se prevé que el informe esté listo este enero. Pep Marí ha reiterado que los trabajadores defienden “que la garantía de suministro va a estar en riesgo” y que en momentos de “máxima demanda” habrá “problemas” porque el sistema será “mucho más vulnerable”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.