La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará desde este miércoles el ‘caso Mar Blau’, por el que se sentarán en el banquillo una docena de personas -ex cargos de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) y empresarios del sector náutico- por contrataciones públicas presuntamente irregulares.

En concreto, se les acusa de alteración de subastas y concursos públicos, falsedad documental, fraude a la administración, prevaricación admnistrativa, tráfico de influencias, revelación de secretos, cohecho e infidelidad en la custodia de documentos.

La Fiscalía sostiene en su escrito que los acusados llevaron a cabo diferentes actuaciones irregulares vinculadas a contrataciones públicas y que supusieron un favorecimiento arbitrario a determinadas empresas y personas.

Entre otros acusados, figuran el exdirector de la APB, Ángel de Matías, para quien la Fiscalía pide 18 años y 8 meses de cárcel; el expresidente de la APB, Francesc Triay, para quien la Fiscalía pide diez años; y el empresario Gerardo Díaz Ferrán, quien se enfrenta a una pena de tres años y medio.

Según el fiscal, los presuntos amaños afectaron a los concursos para la adjudicación de Ibiza Nueva, la gestión de puestos de amarre en el Muelle de Levante del Puerto de Mahón, la gestión de amarres de La Sabina (Formentera) y un contrato de asistencia técnica sobre el plan director del Puerto de Mahón.

En su escrito, la Fiscalía también acusa a De Matías y otro empleado de la APB, ya fallecido, de haber aceptado la instalación de una cocina en sus viviendas como regalo por parte de personas vinculadas a un grupo de empresas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.