Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado día 11 de enero a un hombre de 34 años y con antecedentes, por un robo con fuerza en un despacho profesional, así como por apropiación indebida de vehículos eléctricos y por simulación de delito.

El robo se produjo en una oficina ubicada en el centro de Palma, a primera hora de la mañana, forzó la puerta de entrada al despacho mediante palanca, revolviendo el interior para sustraer un teléfono móvil.

Sin embargo, a la salida fue sorprendido por un vigilante a quien explicó que había acudido a limpiar las ventanas, huyendo del lugar sin que pudiera ser retenido.

ALQUILABA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS SCOOTERS QUE VENDÍA A TERCEROS

Por otro lado, durante varios días y en diferentes establecimiento de Playa de Palma, el ahora detenido alquilaba vehículos tipo scooters eléctricos por una hora, sin que se produjera la devolución.

En total el detenido se hizo así con siete de esos vehículos con un valor superior a los 9.000 euros, los cuales vendió posteriormente a terceras personas de manera clandestina.

SIMULÓ SER VÍCTIMA DE UN DELITO PARA JUSTIFICARSE

Para justificar la no devolución de los vehículos alquilados, el individuo formuló una denuncia asegurando haber sido atacado por tres jóvenes de nacionalidad rumana que le habían sustraído los mismos, llegando a presentar un parte facultativo.

Posteriormente se demostró que su denuncia era falsa pues, sí había sido agredido pero por otros motivos y otras personas que en nada coincidían con los que denunciaba. Además, la agresión se produjo antes de la sustracción de los hechos denunciados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.