niño atado silla colegio Palma


La Policía Nacional de Palma se ha hecho cargo de las investigaciones para esclarecer lo ocurrido en el centro escolar Son Quint de Palma, donde la madre de un pequeño de 9 años denunció hace unos días que a su hijo le habían atado por los tobillos a una silla durante la hora de la comida.

La madre del pequeño, Esperanza, ha explicado a Crónica Balear que el pasado día 16 se dirigía hacia el colegio junto a sus hijos cuando uno de ellos, Daniel, rompió a llorar y dijo que no quería ir. Al preguntar por las razones de ello, Daniel le dijo que unos días antes una mujer le había “atado a una silla mientras comía”.

Al parecer, la trabajadora del centro había llamado la atención al crio en varias ocasiones para que se sentara correctamente durante la hora de la comida por lo que la mujer, finalmente, decidió aplicarle dicho correctivo.

La historia contada por el niño fue ratificada por sus hermanas -de 10,12 y 13 años- quienes también confirmaron que la trabajadora había utilizado una cuerda para atarle (la madre afirma que otros compañeros de clase fueron testigos de como sucedieron los hechos y están dispuestos a testificar).

Desde la directiva de Son Quint, sin embargo, quitaron hierro al asunto explicando a la madre que no se había utilizado cuerda alguna sino un hilo de lana. En el parte de denuncia consta que no se encontraron lesiones en el pequeño y que este pidió en varias ocasiones que le soltaran pues la atadura “le apretaba”.

En todo caso, Esperanza exigió a la directora del centro que identificara a la persona que había atado al niño pues quería presentar denuncia “pero no han querido darme dato alguno. Solo se que se llama Carmen”, afirma.

Igualmente, le pidió que no se hablara del tema con los niños sin estar ella presente cosa que (siempre acorde a la versión de la madre) no se respetó pues la directora “reunió a los niños y comenzó a preguntarles sobre lo ocurrido, pero también sobre cosas personales mías que no tienen relación alguna con los hechos. Además, la directora grabó las conversaciones con un móvil”.

Esperanza asegura que desde que presentó la denuncia el pasado día 16, ha recibido varias llamadas de la directora: “En una de esas llamadas me reconoció lo sucedido”, explica, “mientras que en otra posterior niega haberlo reconocido. También me ha pedido en varias ocasiones que retire la denuncia”.

Igualmente, la madre de Daniel ha asegurado que desde el día de autos, su hijo “sale cada día con un regalo, por buen comportamiento. Yo he pedido que dejen de hacerle ningún tipo de regalo pero me dicen que es lo habitual hacerlo cuando un niño se porta bien”.

Crónica Balear se ha puesto en contacto con la directora de Son Quint quien declinó hacer declaración alguna y nos remitió a la Conselleria de Educación, donde tampoco han querido hacer declaraciones al respecto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.