protesta taxistas Madrid
EP


La calle Génova ha sido cortada por segundo día consecutivo pasadas las 11 horas, con motivo de la protesta que mantienen los taxistas por la regulación de las VTC y que han trasladado sus quejas ante la sede del PP, partido que gobierna en la Comunidad de Madrid y con el que están negociando.

Con menos presencia que ayer lunes, cuando la calle se llenó de taxistas tras el desalojo del paseo de la Castellana, donde habían pasado dos noches, los manifestantes, algunos ataviados con chalecos amarillos, siguen protestando al grito de ‘Garrido, dimisión’.

A los primeros concentrados se les han unido los 2.000 taxistas que han partido de Avenida de América esta mañana, donde se sitúa la sede de UGT. Allí han llamado “mercenarios” a los sindicalistas porque ayer mostraron su apoyo a la VTC. Han realizado una marcha por María de Molina y la calle Serrano hasta llegar a la plaza de Colón.

Durante su estancia en esta protesta, que ha durado hasta pasadas las 13.30 horas, cuando se ha restablecido el tráfico en la zona, los taxistas han lamentado que ayer el PP ya dejó “muy claro” que lo que quieren hacer es “liberalizar” el transporte urbano y que lo que tiene que hacer la Comunidad es legislar.

“Todas las autorizaciones de VTC están en manos de cuatro personas, la mayoría con cargo de representación y la mayoría vienen de los partidos políticos, qué curioso”, han señalado durante sus intervenciones.

También han recalcado que mañana tienen una reunión en el Parlamento Europeo, donde van a presentar sus demandas y trasladar que “España no cumple la normativa de un VTC por cada 30 taxistas”, y se han referido a la aprobación en Cataluña del Real Decreto, un modelo que los taxistas quieren para Madrid con matizaciones: quieren que quede por escrito que la precontratación de VTC sea de 60 minutos.

Aseguran que seguirán haciendo “presión” y que esta tarde volverán a la Puerta del Sol, que tiene ahora la “pelota en su tejado” con el nuevo borrador que están preparando los taxistas. El jueves presentarán una demanda civil contra las plataformas de Uber y Cabify por “competencia desleal” y continuarán con sus protestas en la calle.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.