El incendio de una furgoneta cargada de palés de madera ha obligado a cerrar por completo al tráfico la autopista en sentido a Inca.

La furgoneta ha prendido a la altura del kilómetro 13 cuando circulaba en sentido a Inca. El conductor ha logrado abandonar el vehículo sin sufrir heridas y han intentado extinguir las llamas junto a otros conductores que se han detenido mediante extintores, pero ha resultado inútil ya que la carga ha prendido muy rápidamente.

Hasta el lugar se han desplazado dotaciones de la Guardia Civil de Tráfico y Bomberos de Mallorca.

En un principio se ha permitido el paso de vehículos ya que el carril izquierdo de la autopista ha quedado libre pero a medida que han pasado los minutos el viento ha cambiado de dirección y las llamas y el humo se han dirigido entonces hacia ese carril, por lo que se ha optado por cerrarlo por completo al tráfico.

Así, se han formado importantes retenciones que han alcanzado hasta 5 kilómetros y que ha obligado a la Guardia Civil a desviar el tráfico a la altura de Santa María (aunque los que ya habían superado esa salida han permanecido bloqueados mientras se restablecía la normalidad).

Finalmente, tras extinguir las llamas y retirar la gran cantidad de espuma utilizada por los bomberos, se ha reabierto el tráfico sobre las 14:15 horas.

Un equipo de carreteras del Consell se ha hecho cargo de retirar los restos que han quedado esparcidos sobre la vía.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.