Desahucios, amenazas, stop desnonaments Desahucios, amenazas, stop desnonaments


Diversas plataformas y asociaciones de defensa ciudadana para la vivienda, entre las que se encuentra ‘Ciutat per a qui l’habita, no per a qui la visita’, han expresado este sábado su «preocupación por la situación de acoso inmobiliario y coacciones que, en el marco de un posible proceso de desahucio invisible», se encuentran 45 familias que habitan en el centro de Palma.

En concreto, se trata de tres bloques de pisos de 15 viviendas cada uno –ubicados en las calles Forn del Vidre Vell, 1; la calle Forn del Vidre Vell, 2 y calle Hostal de Santanyí, 6– que corresponden a viviendas de protección oficial, propiedad de la empresa privada ‘Alquileres Sa Gerreria’ y que en el mes de agosto de este mismo año tienen prevista la extinción del vigente carácter de protección social.

Según han anunciado esta mañana en declaraciones a los medios, las familias «se sienten cada vez más amenazadas con notificaciones de burofax, informaciones contradictorias y futuras negociaciones que nunca se materializan y que anuncian desorbitadas subidas de alquiler».

Desde ‘Ciutat per a qui l’habita, no per a qui la visita’ creen que se trata de una operación «orquestada conscientemente», puesto la «ley marco estipula períodos de al menos 30 años en viviendas de protección oficial», mientras que en el caso de estos bloques, «si dejan de serlo en agosto, habrá sido de 10 años».

En esta movilización ciudadana se han sumado las asociaciones ‘Associació de Veïns Canamunt-Ciutat Antiga’, ‘Stop Desnonaments Mallorca’ y ‘Alquiler Digno Mallorca’.
Además, las plataformas denuncian públicamente notificaciones de expulsiones, además de prohibiciones de acceder a determinadas zonas comunes –como por ejemplo la azotea– y la entrada de bicicletas dentro del recinto.

Los vecinos denuncian un corte de luz que el pasado 23 de enero dejó las zonas comunitarias a oscuras y el ascensor parado de la calle Forn del Vidre, 1. Según han informado, la propiedad se personó inmediatamente en el edificio acusando las vecinas de haber «manipulado y forzado el cuadro eléctrico para aprovecharse del suministro comunitario, grabando y tomando fotografías de algunas vecinas».

Por su parte, l ‘Associació de Veïns Canamunt-Ciutat Antiga’ invita a todas las vecinas de los bloques afectados a una reunión el próximo jueves, 31 de enero, a las 19.00 horas, en su sede en la calle Ferreria 9 de Palma, «con el fin de hablar de la situación y compartir preocupaciones y posibles estrategias colectivas de acción».

2 Comentarios

  1. Es totalmente lógico lo que está pasando. Si te metes en una VPO que tiene el alquiler limitado por ley, tienes que saber que cuando se acabe el periodo de limitación te lo van a subir.
    Todos queremos vivir del cuento y tener un chollo de alquiler toda la vida con la excusa de ‘Ciutat per a qui l’habita, no per a qui la visita’

  2. Vivir del cuento todo el mundo sabe, en esta vida hay que buscarse la vida y trabajar para poder pagar todo lo que nos corresponde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.