Una treintena de zonas de la Península y Baleares tendrán este jueves riesgo (amarillo), riesgo importante (naranja) y riesgo extremo (rojo) por precipitaciones, nevadas, vientos fuertes y oleaje intenso, según ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Las nevadas mantendrán con aviso naranja a Navarra, Burgos, Álava y Guipúzcoa, donde se podrán alcanzar entre 20 y 30 centímetros de nieve, mientras que el aviso será amarillo en Soria, Teruel, La Rioja y Lérida.

Además, Navarra, Asturias, Cantabria, Alava, Guipúzcoa, Vizcaya tendrán riesgo por precipitaciones, ya que la AEMET prevé que se acumulen unos 40 litros por metro cuadrado.

Por su parte, el viento fuerte o muy fuerte motiva el aviso por riesgo importante en Huesca, Gerona, Lérida, Menorca, Ibiza y Formentera, donde se podrán registrar rachas de unos 100 kilómetros por hora. También, pero con aviso amarillo, por rachas de hasta 90 kilómetros por hora, estarán Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, La Rioja, Teruel, Madrid, Albacete, Barcelona, Tarragona, Castellón, Alicante, Mallorca, Murcia y Melilla.

Asimismo, los fenómenos costeros mantendrán en riesgo extremo a Menorca, donde se esperan olas de hasta 8 metros; en riesgo importante a Gerona, Castellón, Mallorca, Ibiza y Formentera por olas de hasta 7 metros y con riesgo a Pontevedra, A Coruña, Asturias, Cantabria, País Vasco, Barcelona, Tarragona, Valencia, Alicante, Melilla, Almería y Granada.

Durante la jornada de este jueves las precipitaciones serán localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico; las nevadas afectarán a Pirineos y al sistema Ibérico y habrá rachas muy fuertes en Pirineos, Ampurdán, Baleares y en las zonas altas del centro y tercio este. Las temperaturas serán muy bajas en Pirineos.

Los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones en el extremo norte de la Península, que podrán ser localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y alto Ebro.

También serán probables las precipitaciones, aunque de forma más dispersa y con tendencia a remitir en los sistemas montañosos de la mitad norte, en el este de Baleares y en Melilla y no se descartan de forma aislada en zonas próximas y en el interior del sudeste peninsular. En el norte de Canarias también habrá probabilidad de algunas lluvias débiles. En el suroeste peninsular predominará el tiempo estable y los cielos poco nubosos.

La cota de nieve se situará en el noroeste entre 1.400 y 1.800 metros; en la Ibérica occidental, entre 700 y 1.200 metros y subirá a 1.600 a 1.800 metros; mientras en la Ibérica oriental, entre 500 y 1.000 metros y subirá a 1.000 a 1.400 metros. En Pirineos nevará en cualquier cota, y a partir de 500 a 1.000 en el País Vasco, donde subirá a 1.600 a 1.800 metros.

En el resto de Navarra, la cota empezará muy baja, entre los 100 y los 500 metros pero subirá hasta los 1.400-1.800 metros. En las sierras del sudeste la cota se situará entre 1.400 y 1.800 y en Baleares la cota empezará en 100-200 subiendo a 400 a 600 metros.

En cuanto a las temperaturas, la AEMET prevé que suban en la mitad suroeste peninsular y que desciendan en el nordeste y Baleares y espera heladas en la Ibérica y localmente fuertes en Pirineos.

Finalmente, el viento soplará de componente norte y oeste, con carácter fuerte o con intervalos de fuerte en Baleares, en las zonas altas y en los litorales mediteráneos de la Península. También se esperan rachas muy fuertes en Pirineos, Ampurdán, Baleares y en zonas altas del centro y del tercio este.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.