Baleares presentó el mayor grado de ocupación por plazas de España durante 2018, con una media de 76,9 por ciento, según los datos sobre coyuntura turística hotelera difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asimismo, durante 2018, respecto a las pernoctaciones de residentes, Baleares aglutinó en 2018 el 24,3 por ciento del total; y también el 24,3 por cientos de los no residentes.

Estos mismos datos reflejan que, además, en diciembre, los hoteles de Baleares registraron 294.930 pernoctaciones el pasado mes de diciembre, lo que representa un aumento del 26,61 por ciento respecto al mismo mes de 2017.

En las Islas, las pernoctaciones de residentes en España suponen un uno por ciento del total nacional en diciembre. En cuanto a las estancias de no residentes, Baleares aglutina el 2,3 por ciento del total.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los hoteles españoles registraron 340,2 millones de pernoctaciones en 2018, lo que supone un 0,1% menos que en 2017, su primer descenso desde el ejercicio 2012, según los datos difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta disminución se debe a la bajada en un 0,4% de las pernoctaciones realizadas por los extranjeros, ya que las efectuadas por los españoles se incrementaron un 0,4% respecto a 2017.

Según Estadística, en 2018 se cubrieron, de media, el 60,4% de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 1%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana retrocedió un 0,7%, hasta el 66%.

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en una media del 1,5% en 2018, cinco puntos por debajo de la tasa registrada en 2017 y su aumento más moderado desde el año 2013.

La facturación media por habitación ocupada (ADR) fue de 88,8 euros en 2018, mientras que el ingreso por habitación disponible (RevPar), condicionado a la ocupación registrada, alcanzó los 59,4 euros de media.

En el último mes de 2018, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se incrementaron un 2,6% respecto a diciembre de 2017, hasta sumar 16,6 millones, gracias al impulso de las pernoctaciones de los no residentes, que aumentaron un 5,2%, en contraste con el retroceso del 0,9% de las realizadas por los españoles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.