derrumbe parcial de un bloque de pisos en Rusia
Sarah Rainsford


El balance de víctimas mortales a causa del derrumbe de un edificio de viviendas en la ciudad rusa de Magnitogorsk, en los Urales, ha ascendido a 37, según el último balance de víctimas que ha proporcionado este miércoles el Ministerio de Emergencias del país.

“La cifra de víctimas mortales ha aumentado a 37 personas después de que se recuperaran de entre los escombros los cuerpos de un hombre y una mujer”, ha dicho un portavoz del Ministerio, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik. Entre las víctimas mortales hay seis menores de edad.

El edificio se vino abajo el lunes por la mañana a causa de una explosión provocada por una fuga de gas. Un total de 35 apartamentos han quedado totalmente destrozados mientras que otros diez han sufrido daños parciales.

Desde entonces, los equipos de emergencias trabajan para localizar y rescatar a posibles supervivientes. El martes encontraron con vida a un bebé de once meses que estaba bajo los escombros.

“Los rescatistas oyeron un llanto”, relató el gobernador de la región de Cheliabinsk, Boris Dubrovski. “El niño se salvó porque estaba en su cama y bien arropado”, añadió.

En el inmueble vivían unas 120 personas, de las cuales cerca de una veintena siguen desaparecidas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.