Julio Iglesias
EP


Julio Iglesias continúa en el punto de mira, esta vez no por su supuesto affaire con Makoke sino por el juicio de paternidad de su presunto hijo, Javier Sánchez Santo. Pese a que hace menos de un mes se conocía la fecha exacta en la que el intérprete de Me olvidé de vivir se sentaría en el banquillo, el 4 de marzo, el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ha aplazado sin fecha el juicio.

El motivo de la demora, según ha informado a Europa Press el letrado Fernando Osuna, se debe a que han pedido al artista que se someta de nuevo a una prueba de ADN antes del momento de celebración de la vista.

El caso se ha ido dilatando desde hace más de veinticinco años pues la madre de Javier, la bailarina portuguesa María Edite Santos, ya llevó a Iglesias a juicio en los años 90 cuando todavía era menor, pero por un fallo administrativo del juzgado perdió la causa.

La diferencia entre el examen anterior y el de ahora es que el primero se hizo de manera privada, pues la muestra se consiguió en Miami gracias a un equipo de detectives que fue contratado por el propio Javier y por lo tanto no tiene validez legal. Por ello, el letrado ha pedido que esta vez la prueba se haga en un hospital público de la ciudad valenciana.

No obstante, Osuna confía en que los resultados de la nueva prueba oficial se den con la máxima rapidez posible para que el juicio tenga lugar en la fecha prevista.

En caso de que el ex de Isabel Preysler no acceda a esta petición y de no ser posible la práctica del test de paternidad al artista, se reclama a los hijos de Julio Iglesias para verificar así los resultados obtenidos con restos extraídos de la basura del primer examen de paternidad en el que se le atribuía la paternidad al intérprete de Quiéreme Mucho en un 99,9% de coincidencia genética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.