Santiago Abascal


El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha defendido este lunes la legalidad de las cuentas de su formación política, que ha asegurado que fueron auditadas por una empresa privada y depositadas en el Tribunal de Cuentas, y por lo tanto están «absolutamente tranquilos con esa cuestión».

En un coloquio en el Club Siglo XXI, Abascal ha subrayado la legalidad de toda la financiación y las donaciones recibidas por su partido y ha rechazado las acusaciones de haber obtenido fondos de manera ilegal.

Según ha explicado, sus fuentes de financiación provienen de las cuotas de sus afiliados, las donaciones voluntarias de personas físicas y las campañas específicas lanzadas para sufragar costes concretos de campañas electorales o acciones judiciales.

En este sentido, ha explicado que las donaciones obtenidas por grupos opositores iraníes tienen que ver con la relación que tenía con ellos el que fuera candidato del partido en las elecciones europeas de 2014, Alejo Vidal-Quadras, ya desvinculado de Vox.

«Disfrutamos con la desesperación de intentar hurgar en el pasado de Vox e intentando encontrar algo sucio. Les animamos a que sigan», ha añadido logrando el aplauso del auditorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.