Sánchez y Torra
EP


En la entrega de los Premios Ferrer Salat y las Medallas de Honor de Fomento del Trabajo este mismo jueves, a la que han asistido Sánchez y el presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre, Torra ha asegurado que ambos ejecutivos se han emplazado a encontrar una solución al conflicto político catalán y han abordado una propuesta de pacto “de desfranquización del Estado y de aislar a la extrema derecha”.

“Creo que lo que hemos decidido, emplazarnos en el diálogo para encontrar una solución democrática que hemos compartido, me parece una idea esencial de la reunión que hemos tenido”, en la que Torra le ha planteado que la sociedad catalana es mayoritariamente republicana, que apuesta por la autodeterminación y que rechaza la represión.

Torra, que ha reivindicado las oficinas de promoción exterior de la Generalitat –Acció–, ha lamentado que la economía catalana se ve afectada por una reducción de inversiones por parte del Estado y por una menor ejecución de la que se promete: “Todos sabemos cuánto perjudica al crecimiento económico”.

Asimismo, ha deplorado el efecto que tuvo la aplicación del artículo 155 de la Constitución –que cree irregular– en el tejido empresarial de Catalunya y ha pedido la derogación “inmediata” del decreto ley aprobado durante la Presidencia de Mariano Rajoy que facilitó el traslado de sedes de empresas fuera de Catalunya.

Pese a este contexto, ha emplazado a los empresarios a que “no se dejen intimidar con las campañas del miedo”, y les ha asegurado que la Generalitat está comprometida con la mejora de las inversiones y el dinamismo económico.

“Propongo que dejemos de lamentarnos y tomemos el control de nuestro presente”, ha zanjado el mandatario catalán, que ha pronunciado su discurso ante una nutrida representación empresarial y política, con las ministras Nadia Calviño y Magdalena Valerio; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y los consellers Damià Calvet, Àngels Chacón y Chakir El Homrani.

Al encuentro han acudido el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y su expresidente Juan Rosell, y los secretarios generales de CC.OO. y UGT de Catalunya, Javier Pacheco y Camil Ros, que se han sentado en la mesa presidencial.

También estaban invitados el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, que ha sido reconocido con la medalla de honor al Empresario del Año de Fomento del Trabajo; el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, empresa que ha obtenido uno de los premios Ferrer Salat; el presidente de ejecutivo de Agbar, Ángel Simón; el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, y Antonio Brufau, de Repsol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.