hombre puente suicidio


El Observatorio del Suicidio del Servicio de Salud registró 103 suicidios en 2017 en Baleares, dato que muestra que se tiene que seguir incidiendo en la formación y sensibilización de la población, según ha señalado este sábado en un comunicado la Conselleria de Salud.

Así lo ha indicado la responsable del Observatorio del Suicidio del Servicio de Salud de las Islas Baleares, Nicole Haber, que ha hecho balance de actividad del organismo y ha destacado la importancia de la implicación de toda la sociedad para poder erradicar “el mayor problema de salud pública de Europa”, que hasta ahora ha permanecido, en buena parte, “invisible”.

Actualmente, ya se ha ofrecido formación a 150 profesionales. En este sentido, en el primer año de funcionamiento, el Observatorio del Suicidio ha llevado a cabo un intenso trabajo de sensibilización y formación entre profesionales de la salud y de otros ámbitos mediante la organización de cursos, talleres y jornadas, y ha puesto en marcha el grupo de trabajo que elaborará el Plan de Prevención, Actuación y Manejo de la Conducta Suicida de las Islas Baleares.

Concretamente, en 2018, en el ámbito de la salud, el Observatorio ha formado en Mallorca a 45 trabajadores del 061 mientras que en Menorca ha impartido formación a 40 profesionales de atención primaria, salud mental, urgencias y del 061 y, en Ibiza y Formentera, a otros 50 profesionales de las mismas áreas.

Además de los profesionales de la salud, se ha ofrecido formación a trabajadores sociales de la Dirección General de Menores y Familia de la Consejería de Servicios Sociales y Cooperación; a profesionales de geriatría del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales que trabajan con personas mayores en residencias; y a los operadores del nuevo servicio de atención telefónica creado para atender a personas del colectivo LGTBI del Servicio de Coordinación y Atención a la Diversidad Sexual y de Género de la Consejería de Presidencia.

Por otra parte, se han hecho talleres para medios de comunicación en los que han participado una veintena de periodistas.

Con la Conselleria de Educación, a través de sus departamentos Convivèxit, Atención a la Diversidad y del Equipo de Alteración del Comportamiento, se ha empezado a revisar y crear protocolos de actuación en las escuelas y a organizar la formación a profesionales de la educación con el fin de poder ofrecer apoyo psicológico a iguales de niños y jóvenes que han muerto por suicidio con el fin de poner en marcha programas formativos para orientadores y programas de apoyo a familiares de niños y jóvenes que hayan realizado tentativas.

En el ámbito de la sensibilización, en 2018 se han llevado a cabo numerosas charlas divulgativas dirigidas a la población con el objetivo de dar a conocer el problema, romper el silencio y eliminar la carga de estigma y el tabú que suscita el suicidio.

Asimismo, en 2019 el Observatorio del Suicidio continuará con la formación y está previsto llegar a más de 400 profesionales de las Islas.

Otro hito destacado alcanzado por el Observatorio del Suicidio es la creación y puesta en marcha del Grupo de Trabajo para la elaboración del Plan de Prevención, Actuación y Manejo de la Conducta Suicida de Baleares, el cual ya ha mantenido tres sesiones de trabajo con la intención de impulsar y aplicar medidas efectivas, consensuadas y coordinadas para combatir el suicidio aprovechando al máximo los recursos disponibles en las Islas.

El plan prevé la creación de protocolos de actuación para optimizar la atención a las personas que tengan o hayan tenido intenciones autolíticas y a sus familiares; la coordinación entre todos los servicios (primaria, 061, urgencias hospitalarias, hospitalización…) y la creación de equipos especializados para atender a estos pacientes.

UN SUICIDIO CADA CUATRO DÍAS EN BALEARES

Hay que recordar que el suicidio es la principal causa externa de muerte en España. Concretamente es la primera causa absoluta de muerte entre hombres de 15 a 29 años y la segunda, después de los tumores, en mujeres de este mismo rango de edad.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, en el 2017 se registraron en Baleares 103 suicidios (71 correspondieron a hombres y 32 a mujeres). La tasa balear está en 8,9 suicidios para cada 100.000 habitantes, mientras que la estatal es de 7,9.

En el 2016 en las Islas se registraron 92 suicidios (68 en Mallorca, 17 en Ibiza-Formentera y 7 en Menorca), el 72,8 por ciento de hombres y el 27,2 por ciento de mujeres.

La tasa estatal fue de 7,46 suicidios por 100.000 habitantes, mientras que la de las Islas Baleares se sitúa en el 8,12.

Recientemente se ha creado la Asociación Amigos y Familiares Supervivientes por Suicidio de las Islas Baleares (AFASIB), con cuya participación se contará para elaborar el plan de prevención.

Hay que recordar que el impacto emocional que provoca a familiares y amigos, que son las víctimas supervivientes de este drama, es terrible.

Es por eso que la Conselleria de Salud mediante la elaboración y puesta en funcionamiento del Plan Estratégico de Salud Mental 2016-2022, presentado en octubre de este año, decidió dar prioridad a esta cuestión con la creación del Observatorio del Suicidio del Servicio de Salud de las Islas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.