Ryanair ha señalado este jueves en relación al menor con discapacidad que fue expulsado de un vuelo entre Ibiza y Madrid de esta compañía que este “se comportó de manera inadecuada antes del despegue” y “no estaba en las condiciones idóneas para volar”.

Por lo tanto, han informado desde la compañía aérea, “se le pidió que desembarcara por razones de seguridad”.

De esta manera, ha asegurado que “la comodidad y el bienestar de nuestros clientes, tripulación y avión son nuestra máxima prioridad”.

Asimismo, han detallado que su equipo de atención al cliente ha ofrecido apoyo a estos clientes con opciones para vuelos alternativo.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Baleares (Cermi) censuró este miércoles por la expulsión del menor.

Según indicó el Cermi, antes de subir al avión el menor sufrió un ataque de ansiedad, pero desde la plataforma entienden que eso no justifica impedirle ejercer su derecho a viajar.

En esta línea, la entidad argumentó que “la situación estaba controlada, iba acompañado por su familia y tanto el resto de pasajeros como la Guardia Civil no valoraron ningún riesgo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.