Protestas en Barcelona tras matar un policía a un perro de un disparo en una calle de Barcelona
Imagen del dueño junto al perro abatido por la policía


Unas 500 personas, según el partido animalista Pacma, y unas 150 personas, según el consistorio, se han concentrado la tarde de este miércoles en la plaza Sant Jaume, ante el Ayuntamiento de Barcelona, para condenar la muerte de un perro que fue abatido por un agente de la policía municipal.

El Pacma ha exigido a la Guardia Urbana una investigación para esclarecer los hechos, que ha considerado “muy graves”, ha dicho que esta concentración ha sido el punto de partida y ha anunciado que no parará hasta que se depuren todas las responsabilidades, para lo que entrará propuestas en el registro del consistorio.

La polémica ha saltado a raíz de que una patrulla de la policía municipal intentara identificar a un joven que vive en la calle y se dedica a la venta de pulseras en el distrito de Sants-Montjuïc.

Según la versión de los agentes, el perro se abalanzó sobre uno de ellos y le mordió el brazo por lo que el policía le disparó en la cabeza acabando con su vida. Una actuación que, según la Urbana, fue “en defensa de su integridad física” y no tuvo otra opción.

Sin embargo, varios testigos afirman que el animal no llegó a morder al agente en ningún momento y que la razón del disparo fueron los continuos ladridos del animal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.