disturbios de los chalecos amarillos paris
Foto: Reuters


El sindicato policial galo Unité SGP Police ha denunciado este lunes que los agentes están sufriendo una grave sobrecarga laboral por el impacto de las movilizaciones de los ‘chalecos amarillos’, con efectivos que han llegado a trabajar “catorce días seguidos”, por lo que ha hecho un llamamiento a las “más altas autoridades del Estado” para que respalden a las fuerzas de seguridad.

“Los recursos policiales no son inagotables”, ha afirmado Rocco Contento, el secretario regional en París de Unité-SGP Police, en una entrevista concedida a la cadena de televisión France Info, en la que ha hecho hincapié en la necesidad de que las “más altas autoridades del Estado” intervengan para respaldar a los policías y gendarmes que están actuando para contener las protestas de los ‘chalecos amarillos’.

Ante la pregunta de si el pasado fin de semana pudieron ser arrestadas personas que solo iban a manifestarse con los ‘chalecos amarillos’, el dirigente sindical ha dicho que “es posible” que hubiera habido detenciones de más pero que el objetivo era impedir que se registraran daños y heridos.

Sobre el despliegue policial para contener las manifestaciones del sábado, tras la queja del alcalde de Saint-Étienne, que denunció falta de agentes, Contento ha asegurado que “los recursos policiales no son inagotables”.

“Se ha estado prácticamente al máximo. 89.000 efectivos de las fuerzas del orden en todo el territorio nacional. Tenemos 100.000 oficiales y guardias. No se puede hacer más. No sé si se han olvidado la provincia pero efectivamente se han puesto más medios en París. Me parece bastante lógico. Desafortunadamente para la provincia, ha sido así”, ha explicado el dirigente del sindicato policial.

Consultado sobre si las fuerzas del orden pueden afrontar otra gran movilización para contener las protestas de los ‘chalecos amarillos’, Contento ha recordado que hay compañeros que “han trabajado catorce días seguidos”. “Esto no es sostenible. Se va a llegar a un punto de ruptura. Nosotros también nos los vamos a poner, los chalecos. No los chalecos amarillos sino los chalecos azules si esto continúa”, ha advertido.

En este sentido, ha recalcado que el sindicato policial está lanzando “un mensaje” para las “más altas autoridades del Estado”. “Esto es una crisis política. No depende de los gendarmes o de los policías la solución, corresponde a la política. Que cada uno haga su trabajo”.

“No se puede más. Hace semanas y semanas que no se puede más. Hace falta prestar atención. Está bien que el primer ministro felicite a las tropas. Desde dentro, nosotros exigimos compensaciones. Esto es importante. Más allá de eso, que la política encuentre los medios para que las cosas se calmen”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.