El Comité Ejecutivo de la patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) ha querido “alertar” este jueves sobre la implementación de un control de horas estricto debido a que esta puede ejercer “como herramienta de presión para las pymes”.

Según ha informado Pimem en un comunicado, han querido remarcar que “el fraude y la evasión en realización a las horas extra no se soluciona exclusivamente con métodos de control de horarios”.

Durante la reunión que han mantenido esta mañana en las oficinas de Pimem los representantes del máximo organismo de la entidad, estos han manifestado “sus dudas” ante la reciente noticia.

Desde Pimem se muestran “muy reticentes” ante la posible aprobación, a través de un decreto, que establecería un registro obligatorio de la jornada laboral. Para el Comité de la organización empresarial dicha medida “parece ser más un elemento recaudatorio que un elemento de apoyo a los trabajadores”.

De hecho, el presidente de la patronal, Jordi Mora, ha asegurado que “es un error tildar a esta medida como una generadora de puestos de trabajos en las pymes. “Parece más una medida que se puede utilizar para aumentar los ingresos de las arcas de la Seguridad Social”, ha añadido.

“Esta noticia todavía tiene muchos vacíos que desde Pimem nos preocupa, porque al parecer tan solo se ha contemplado la perspectiva de los trabajos desarrollados en oficinas y que no dependen exclusivamente de la relación diaria empleado-cliente. Hay muchos sectores que este registro provocaría más un problema que una solución”, ha explicado el presidente de la patronal.

El coste de custodia de estos datos y la carga burocrática que puede ser para empresas unipersonales “puede ser más una molestia” para aquellas pymes que no tienen o no pueden permitirse un departamento de administración.

Por ello, desde la patronal han solicitado que se aclare por parte del Gobierno cómo se va a solucionar dicho problema, porque si no “los trabajadores se volverán a ver atados a un lugar fijo de trabajo”.

No obstante, también han querido valorar “positivamente la intención del Gobierno de Pedro Sánchez por intentar luchar contra el fraude y la problemática que existe en España respecto a la cotización de las horas extras y el abuso que en ocasiones se produce sobre los trabajadores de cualquier ámbito o sector”.

“Es un hecho necesario que tiene que existir un control de horarios, tenemos que analizar cómo debe llevarse a cabo y cómo se aplicará dependiendo del sector, pero debemos luchar contra esta lacra”, han concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.