policia francia paris
Foto: Reuters


La Policía francesa se encuentra ya desplegada en las calles de París y otros puntos de Francia en el comienzo del quinto sábado consecutivo de concentraciones del movimiento ‘chalecos amarillos’.

De momento, las autoridades de la capital han decidido que algunos de los principales monumentos de la ciudad, como la torre Eiffel o el Arco del Triunfo permanezcan abiertos para inspirar sensación de normalidad.

Sin embargo, muchos museos y sitios culturales en París permanecerán cerrados por precaución, como las Catacumbas, el Museo de Arte Moderno, el Petit Palais o el Museo Cernuschi.

Varias estaciones de metro permanecerán cerradas o con interrupciones, principalmente en el oeste de París.

Mientras, Los ‘chalecos amarillos’ han comenzado a aparecer por los Campos Elíseos en torno a las 08.30, en pequeños grupos, y sin que de momento se tenga constancia de incidentes.

El contexto ahora ha cambiado. El ‘Acto 5’ de los ‘chalecos amarillos’ es el primero que tiene lugar desde que el presidente, Emmanuel Macron, accedió a aplazar las reformas fiscales previstas para el 1 de enero y que implicaban un aumento del precio de los combustibles.

Parte del colectivo aboga por dar un voto de confianza a un presidente que ha intentado tomar las riendas anunciando medidas en favor de la clase media como una subida del salario mínimo o la retirada de un impuesto a las pensiones, pero la línea más dura defiende seguir e incluso intensificar las movilizaciones.

En esta ocasión, además, las nuevas concentraciones llegan precedidas de una nueva semana de terror en Francia, a raíz del atentado perpetrado el martes en Estrasburgo por un joven radicalizado. Al menos cuatro personas murieron en este ataque, al que la Policía no puso fin hasta el jueves con la muerte del presunto autor, Cherif Chekatt.

El Gobierno ha apelado precisamente a este ataque para llamar a los ‘chalecos amarillos’ a rebajar su nivel de lucha. «Preferiría que la Policía hiciese su verdadero trabajo», ha llegado a decir el ministro del Interior, Christophe Castaner, en alusión a las tareas de «perseguir delincuentes y combatir la amenaza terrorista».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.