Ona Carbonell
AQUÀRIUM BARCELONA


La nadadora y capitana del equipo español de natación sincronizada Ona Carbonell ha asegurado este viernes que quiere sumar más medallas mundiales a las veinte que ya posee y que, de cara al Mundial de Corea del Sur de 2019, se está preparando para poder competir en todas las pruebas.

“Tengo veinte medallas mundiales y quiero más. Hay que darlo todo como siempre, eso requiere mucho esfuerzo y muchas horas de dedicación. La experiencia es un grado y me siento más preparada y más serena”, señaló a los medios desde el Aquàrium de Barcelona.

Tras un parón sabático en el que, entre otras cosas, ganó el concurso ‘Masterchef Celebrity’, Carbonell aseguró que ya se prepara “para todo” en este año, con la idea de nadar el libre y el técnico tanto en solo, duo y equipo.

“Estoy entrenando el solo, el duo y el equipo. Estamos cambiando muchas coreografías para que el año olímpicos tengamos ya la mitad hechas. Vamos muy adelantadas y eso nos da margen para trabajar la técnica y la sincronización y no tanto las coreografías”, comentó.

Para la capitana, el objetivo en el Mundial es dar “muy buena imagen” para afrontar el año olímpico, con la cita de Tokyo 2020 en el horizonte, desde el “máximo nivel”. “Es un gran punto de partida para Tokio. No será fácil porque estamos en casa de Japón, que son unas grandes rivales”, auguró.

“Creo que la selección está en muy buen momento. Es un equipo muy joven, con muchísimo talento. Dio una imagen muy buena en el Europeo de Glasgow. Las coreografías que estamos preparando tienen muy buena pinta. Se está volviendo a la tendencia de 2002-2004, cuando se formó un gran equipo que nos dio resultados durante muchos años”, se cercioró.

Ona Carbonell estuvo en el Aquàrium de Barcelona para felicitar la Navidad con una inmersión solidaria en favor de Oxfam Intermón, entidad receptora de los 5.000 euros que dona el centro marino. “Voy a superar mi miedo a los tiburones para esta causa. Mientras salga con todas las manos y pueda seguir preparando el Mundial, todo irá bien”, apuntó entre risas.

La nadadora se sumergió en el Oceanario, cuyas dimensiones y capacidad lo hacen único en Europa, y después de nadar entre los tiburones y las más de 80 especies marinas que habitan en él, desplegó una pancarta con el mensaje: ‘Cuidar el agua es preservar la vida’.

Al salir del agua, aseguró que fue una experiencia “única”. “Para mí, el agua es un hábitat habitual porque permanezco mucho tiempo en ella, pero el poder disfrutar de la compañía de todos estos seres marinos es algo incomparable. Por eso, hemos de cuidar los océanos y el agua, son vida”, manifestó.

En este sentido, explicó que ha seleccionado Oxfam Intermón, precisamente, por la labor que realiza para hacer llegar el agua a las zonas más necesitadas. “Disfrutar de un agua saludable es fundamental para prevenir las enfermedades y un gesto tan cotidiano para nosotros como es abrir el grifo y beber o lavarnos las manos, para otras personas resulta todo un reto”, se sinceró.

Oxfam Intermón destinará la donación a su campaña de Navidad con #UnGranReto, a través de la que desea conseguir que un total de 62.000 niñas y niños en situación de emergencia tengan agua limpia para lavarse las manos y así evitar el contagio de enfermedades mortales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.