Miles de húngaros se manifiestan contra la reforma laboral de Orbán en Budapest
Foto: Reuters


Miles de personas han salido este domingo a las calles de Budapest para protestar contra la reforma laboral impulsada por el Gobierno del primer ministro Viktor Orbán, al que han criticado además por su actitud autoritaria.

La protesta, convocada bajo el lema ‘Feliz Navidad, señor primer ministro’ es la cuarta movilización en lo que va de semana contra Orbán impulsada por la oposición de izquierda y organizaciones estudiantiles y de la sociedad civil.

En la marcha predominaban las banderas húngaras y de la UE en su recorrido desde la céntrica plaza de los Héroes hasta la sede del Parlamento en medio del frío viento invernal. Entre las pancartas se podían leer lemas como “¡No robes!” o “¡Tribunales independientes!”.

Crece el descontento. Esta semana han aprobado dos leyes que (…) no están al servicio de la población húngara”, ha argumentado un estudiante de sociología de 26 años, Andi, quien no ha querido dar su apellido al identificarse.

La reforma laboral permite a los empresarios pedir hasta 400 horas extras al año a cada trabajador, por lo que ha sido criticada por ser una “ley de esclavitud”. Una segunda norma de reforma judicial crea unos tribunales administrativos que dependen del Gobierno y que tramitarán cuestiones tan sensibles como la Ley Electoral, el derecho de manifestación o cuestiones de corrupción.

Organizaciones de la sociedad civil han advertido ya que esta reforma judicial supone una nueva erosión de las instituciones democráticas provocada por Orbán, que lleva ya ocho años en el poder durante los que se ha enfrentado con la UE por comportamientos no democráticos como una reforma del sistema electoral que le favorece o por el nombramiento de afines al frente de instituciones públicas independientes.

Orbán fue reelegido como primer ministro en las elecciones de abril con un discurso c laramente xenófobo y tras imponerse a una débil y fragmentada oposición.

Desde el partido de Orbán, Fidesz, denuncian que “es cada vez más evidente que hay criminales que participan en los disturbios callejerosorganizados por la red de (George) Soros”, el multimillonario estadounidense de origen húngaro al que Orbán ha declarado su particular guerra.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.