Yemen
Foto: Reuters


Con una epidemia de ébola lejos de estar controlada y millones de personas atrapadas en una “catástrofe” olvidada de conflicto y hambre, República Democrática del Congo (RDC) ha sido la crisis humanitaria más olvidada de 2018, según el sondeo anual realizado por Thomson Reuters Foundation entre las ONG.

El sondeo ha sido inusual por el alto número de “las crisis más olvidadas”, ya que los expertos también han enumerado República Centroafricana, la cuenca del lago Chad, Yemen, Afganistán, Sudán del Sur, Burundi, Nigeria y, por primera vez, Venezuela.

Pero la “megacrisis” en RDC apenas atrajo titulares, según las ONG, incluso pese a que el país debía celebrar las esperadas elecciones presidenciales el 23 de diciembre que fueron aplazadas hasta el 30 de diciembre y que han sido postergadas hasta marzo en tres ciudades, incluidas dos de las más afectadas por el ébola.

“La brutalidad del conflicto es asombrosa, el abandono nacional e internacional indignante”, lamenta el director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland. “Visité RDC este año y pocas veces he visto tal brecha entre las necesidades y la asistencia”, subraya.

RDC, donde 13 millones de los 82 millones de habitantes del país necesitan ayuda, también se situó en cabeza en el sondeo realizado por Thomson Reuters Foundation en 2017, si bien las organizaciones humanitarias coinciden en que la situación se ha deteriorado.

Seis de las 21 agentes humanitarias consultadas han identificado RDC como la crisis más olvidada, incluido el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el NRC, Oxfam, ActionAid, International Rescue Committee y Christian Aid.

El asesor humanitario de ActionAid, Rachid Boumnijel, inta a la comunidad internacional a redoblar los esfuerzos para poner fin a años de conflicto caracterizado por la brutalidad sexual. “Ha sido una catástrofe para el país, y para las mujeres y las niñas en particular”, lamenta Boumnijel.

El responsable de programas humanitarios de Christian Aid, Maurice Onyango, destaca que la violencia ha provocado “un trauma a gran escala”, con niños que han sido testigos de cómo sus padres y hermanos eran asesinados.

Un aumento de la violencia en el este del país, rico en minerales, también ha exacerbado la propagación del segundo peor brote de ébola a nivel mundial, según las ONG.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA

República Centroafricana, donde los grupos armados controlan buena parte del territorio y el 60 por ciento de la población necesita asistencia, ha quedado en segunda posición. El país, mencionado como la crisis más olvidada por OCHA, UNICEF, MercyCorps, Plan International y Cáritas, lleva inmerso en la violencia desde que los rebeldes de Séléka, principalmente musulmanes, derrocaron al presidente en 2013, provocando la emergencia de milicias de autodefensa principalmente cristianas.

Los grupos armados están atacando de forma creciente escuelas, hospitales, mezquitas e iglesias, mientras que los ataques contra trabajadores humanitarios han tenido un impacto en la respuesta humanitaria “falta de fondos de forma crónica”, según las ONG.

Según UNICEF, miles de niños se han visto atrapados en grupos armados o sometidos a violencia sexual. “La crisis se está volviendo cada vez más desesperada y los recursos están en un punto clave”, añade el director de emergencias de la agencia de la ONU, Manuel Fontaine. Los llamamientos de fondos de la ONU para RDC y RCA están financiados en menos del 50 por ciento.

“República Centroafricana está en una espiral de muerte”, considera el secretario general de Cáritas, Michel Roy. “Mientras que los gobiernos y los medios internacionales le han dado la espalda, nosotros no debemos hacerlo. Es la única esperanza que le queda a RCA”, subraya.

En opinión de Plan International, los medios ignoran crisis complejas como RCA y RDC porque carecen del factor de conmoción de un desastre repentino como puede ser el enorme terremoto que golpeó Indonesia el pasado septiembre.

OTRAS CRISIS OLVIDADAS

Yemen, que corre el riesgo de convertirse en la peor hambruna en 100 años, ha sido identificada como la crisis más olvidada por Muslim Hands y World Vision. “Con tres cuartas partes de la población necesitada de ayuda, no puedo ver cómo Yemen no está a la cabeza de la lista de todo el mundo”, sostiene el jefe de emergencias de World Vision, Mark Smith.

International Medical Corps advierte de que el desastre en la cuenca del lago Chad, donde el cambio climático y la prolongada insurgencia de Boko Haram y Estado Islámico han dejado a 11 millones de personas necesitadas de ayuda, parece encaminado a deteriorarse el próximo año.

Acción contra el Hambre alerta de que hay millones de personas atrapadas en la “casi invisible” crisis que afecta a Nigeria, Níger, Chad y Camerún y que se enfrentan a pobreza, hambre, violencia sexual y secuestro de menores.

Desde la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), la mayor red mundial de asistencia, advierten de que el hambre y las enfermedades tras las importantes inundaciones registradas en Nigeria amenazan con crear una segunda crisis enconada en el país.

“Me sorprende la escasa atención que esto ha recibido. Las cifras van en aumento”, subraya el secretario general de la FICR, Elhadj As Sy, añadiendo que casi dos millones de personas se han visto afectadas, más de 20.000 han quedado desplazadas y vastos terrenos de cultivo han quedado destruidos. “Este desastre masivo a pasado prácticamente desapercibido por muchos donantes y periodistas”, lamenta.

VENEZUELA POR PRIMERA VEZ

Este año por primera vez Venezuela se incluye en el sondeo. Unos 3,3 millones de personas han huido de la crisis política y económica que atraviesa el país, muchos de ellos movidos por el hambre y la violencia, y otros 2 millones más podrían seguir sus pasos en 2019, según las previsiones de la ONU.

Naciones Unidas ha hecho un llamamiento por 738 millones de dólares para ayudar a los países de la región a hacer frente a lo que un responsable de la ONU calificó de “terremoto humanitario”.

Según CARE, las pruebas en el terreno sugieren que la cifra real de las personas que huyen de Venezuela es muy superior a la ofrecida por la ONU. “Dada su escala, es increíble lo ignorada que está la situación en Venezuela”, lamenta el experto humanitario de la ONG Tom Newby. “El mundo tiene que despertarse ante esta crisis”, reclama.

Por otra parte, Afganistán es considerada como la crisis más olvidada por Islamic Relief Worldwide, mientras que Save the Children señala a Sudán del Sur. En el caso de ACNUR, citan a Burundi mientras que el Consejo Danés para los Refugiados señala el fenómeno migratorio mixto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.