La autopsia practicada al bebé de siete meses que falleció este martes tras caer junto a su padre por una escalera en una vivienda de Andratx, ha confirmado que se trató de un accidente al comprobarse que las lesiones que presentaba el pequeño son compatibles con las que se producirían en un accidente de ese tipo.

Hay que recordar que el trágico suceso se produjo sobre las 9:30 horas de la mañana del martes en Andratx donde un desafortunado accidente le costó la vida a un bebé de 7 meses cuando el padre, que portaba al pequeño en brazos, tropezó con el perro de la familia cayó por unas escaleras con el pequeño.

A raíz de los golpes sufridos el padre perdió el conocimiento y al despertar comprobó que a su lado se hallaba el bebé sin que este diera señales de vida.

El padre, que no pudo aclarar cuanto tiempo permaneció inconsciente, trasladó al pequeño hasta un PAC cercano donde comprobaron que estaba en parada cardiorrespiratoria, por lo que comenzaron maniobras de recuperación mientras se daba aviso a una UVI móvil del 061 que al legar se hizo cargo del pequeño y trasladarlo hasta Son Espases.

Mientras tanto, la Policía Local de Andratx dispuso una Alerta Verde para trasladar al bebé sin interrupción alguna hasta Palma donde la Policía Local despejó varias rotondas para que la ambulancia pudiera llegar lo antes posible al hospital.

Durante todo el trayecto, y tras llegar al hospital, las maniobras para intentar recuperarlo continuaron pero todo resultó inútil y el bebé finalmente falleció.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.