La protesta de los 'chalecos amarillos' deja graves disturbios y 130 detenidos en Francia
Foto: Reuters

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, ha anunciado este miércoles en la Asamblea Nacional que el Gobierno ha decidido retirar la subida de los impuestos sobre los combustibles para el próximo año, respondiendo así a las multitudinarias movilizaciones de los ‘chalecos amarillos’.

“El Gobierno está preparado para el diálogo y lo está demostrando porque esta subida de impuestos ha sido retirada de los presupuestos generales para 2019”, ha dicho durante el debate parlamentario sobre la “fiscalidad ecológica” que ha propuesto el Gabinete de Philippe.

El jefe del Ejecutivo ha confirmado así lo que hacía horas que la prensa francesa había avanzado citando a fuentes del Palacio del Elíseo, según las cuales la intención es evitar una “radicalización” de los ‘chalecos amarillos’, que no se quedaron satisfechos con la cesión del martes.

Philippe anunció ayer que las medidas fiscales que debían entrar en vigor el 1 de enero, y que iban a provocar un aumento del precio de los combustibles, no se empezarían a aplicar hasta mitad de 2019 debido al malestar social. Los ‘chalecos amarillos’ respondieron subrayando que seguirían con las protestas para anular la subida tributaria.

Fuentes del Elíseo han relatado a ‘Le Figaro’ que Philippe y el presidente, Emmanuel Macron, han tomado la decisión de forma conjunta para que “el debate ciudadano y parlamentario de las próximas semanas y meses permita encontrar soluciones”, esto es, “financiación para la transición ecológica preservando el poder adquisitivo de los ciudadanos”.

Tras este golpe de efecto, y un debate parlamentario de cinco horas, la Asamblea Nacional ha aprobado por 358 votos a favor y 194 en contra el paquete de medidas que ha confeccionado el Gobierno para dar respuesta a la crisis de los ‘chalecos amarillos’.

Sin embargo, está por ver si la supresión de la subida del impuesto a los combustibles para 2019, que costará a las arcas públicas unos 2.000 millones de euros, satisface a los manifestantes, ya que el Gobierno podría recuperarla para años venideros.

El movimiento de los ‘chalecos amarillos’ ha supuesto el mayor desafío social hasta la fecha para la Presidencia de Macron, que se ha visto obligado a recular tras unos bloqueos y movilizaciones que amenazaban con volverse transversales y trascender el sector del transporte.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.