policía nacional Detienen violar acosar


El pasado domingo, sobre las diez de la mañana, el propietario de una vivienda de la calle Manacor avisó a la Policía Nacional de alguien había entrado a robar en una vivienda de su propiedad, donde tiene efectos de valor.

Una vez que los agentes y el propietario acudieron al lugar encontraron a un hombre junto  a una niña que portaban unas maletas cerradas y que había depositado en el recibidor, indicando el hombre que quería “okupar” la vivienda.

Minutos más tarde, apareció un familiar que explicó que había llegado a un acuerdo verbal con un tercero al que le iban a abonar mil euros por el alquiler, sin aportar ningún dato, añadiendo que le había comentado que la vivienda era de una entidad bancaria.

El denunciante y quienes intentaban ocupar la vivienda llegaron a un acuerdo para dejar las maletas allí cerradas “un par de horas hasta que pudiesen venir a buscarlas porque no tenían transporte en ese momento”. Así, los agentes abandonaron el lugar para seguir con su servicio.

Sin embargo, al poco tiempo acudió a la casa el “okupa” junto a varias personas más de una asociación anti desahucios, a fin de recuperar las maletas y otros efectos. El propietario les devolvió las maletas y a continuación cerró de nuevo la puerta, momento en que el grupo comenzó a aporrearla para intentar acceder al interior.

Finalmente, el grupo logró romper la cerradura pero la puerta golpeó contra el dueño quien, a  su vez, se golpeó la espalda con la pared. El hombre logró resistir hasta la llegada de la Policía Nacional quien recabó la identificación de todas las partes para su posterior puesta a conocimiento del juzgado correspondiente.

En dicha intervención, los agentes intervinieron una palanqueta metálica, destornilladores, cincel metálico y un candado, objetos que los supuestos okupas iban a emplear para “okupar” la vivienda.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.