Estos han sido los temas más destacados en Baleares en 2018


Las inundaciones en el Llevant de Mallorca, que dejaron 13 fallecidos, o el asesinato de Sacramento Roca, que fue acuchillada por su expareja mientras estaba trabajando en una tienda de Palma, son algunos de los temas más destacados de 2018 en Baleares, un año que a nivel político ha estado marcado por el aumento del 75 por ciento del descuento de residente y las críticas de algunos colectivos que consideran que no es una medida efectiva.

Al finalizar el año, Europa Press ha seleccionado las noticias más relevantes de la actualidad balear, entre las que también cabe mencionar la negociación del Régimen Especial para Baleares (REB) por parte del Govern con el Ejecutivo central, así como la aprobación del decreto del requisito del catalán en la sanidad pública.

TRAGEDIA DEL LLEVANT

La tragedia del Llevant tuvo lugar el 9 de octubre. Llegaron a caer más de 230 litros de agua por metro cuadrado en alguno de los puntos del este de Mallorca. El municipio más afectado fue Sant Llorenç des Cardassar, pero también se produjeron destrozos en Artà, Capdepera, Son Servera y Manacor.

En el suceso perdieron la vida 13 personas, entre ellas, Arthur, un niño de cinco años que fue encontrado el 17 de octubre, ocho días después de las inundaciones, en la localidad de Son Carrió.

El menor viajaba con su madre y con su hermana a bordo de un coche cuando fueron alcanzados por la riada. La mujer consiguió sacar a la niña del vehículo, pero después el coche fue arrastrado por la corriente. El cuerpo de la madre fue encontrado en el interior del coche.

Días después, el Gobierno central aprobó la declaración de la comarca del Llevant de Mallorca como zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil (lo que antes se denominaba zona catastrófica). Además, como respuesta a la catástrofe, se produjeron innumerables muestras de apoyo por parte de la sociedad civil, asociaciones e instituciones. Incluso el Rey de España, Felipe VI, manifestó su “enorme orgullo” por la solidaridad “impresionante” que vio durante su visita a Sant Llorenç. En un solo día llegaron a participar más de 1.000 personas voluntarias en toda la comarca de Llevant.

ASESINATO MACHISTA

Otra de las noticias más destacadas del año fue el asesinato de Sacramento Roca. Trabajaba como dependienta en una tienda de muebles de Palma. Su pareja, un vigilante de seguridad, no pudo aceptar que ella pusiera fin a su relación y la emprendió a cuchilladas contra ella cuando estaba en su lugar de trabajo. Ocurrió el 16 de noviembre sobre las 17.00 horas.

Cabe destacar que el hombre la habría estado acosando semanas antes del suceso. A pesar de que Sacramento presentó una denuncia por estos hechos no fue tramitada correctamente y días después fue asesinada. A nivel policial, esto desembocó en la destitución de dos responsables de la Unidad de Familia y Menor (UFAM) de la Policía Nacional.

Este asesinato machista se ha producido en una comunidad donde las denuncias por violencia de género han aumentado un 38,4 por ciento en Baleares en la última década, según los datos estadísticos del Consejo General del Poder Judicial (CGJP). Además, Baleares lidera la tasa de víctimas de violencia de género, con 26,13 víctimas por cada 10.000 mujeres, según los últimos datos de esta administración judicial.

‘CAP DE FIBLÓ’ EN MENORCA

Asimismo, en octubre, un ‘cap de fibló’ causó una avería en la red de transporte de Red Eléctrica de España (REE) y dejó sin electricidad durante varios días a gran parte de Menorca. El incidente provocó que varias entidades y fuerzas políticas reclamaran la puesta en marcha del segundo cable energético con Mallorca. El Govern abrió expedientes informativos y se invirtieron 84 millones de euros para las obras del cable conector entre Menorca y Mallorca.

POLÍTICA BALEAR EN 2018

A nivel de política balear, la negociación del Régimen Especial de Baleares (REB) se ha colado este año prácticamente cada semana en los titulares de los medios de comunicación. El año empezó con las negociaciones de la presidenta del Govern, Francina Armengol, con el ya exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El objetivo era acordar un borrador en el primer semestre de 2018 para aprobarlo inmediatamente después y que entrase en vigor en 2019. Éste sigue siendo el plan del Ejecutivo autonómico a pesar de que durante el proceso –cambio en el Gobierno central, incluido– ha habido diferentes anuncios y controversias.

Finalmente, en noviembre, Armengol –tras reunirse con el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez– estimó que el REB supondría un impacto de cerca de 500 millones al año para Baleares. La propuesta incluye el fondo de insularidad, aunque su dotación cubrirá la diferencia entre la media de inversión estatal y la inversión directa en Baleares, lo que se podría traducir en unos 150 millones.

Tras este anuncio, además de las peticiones de la oposición para que se dieran datos concretos, fue MÉS per Mallorca, socio del Govern, el que rechazó la propuesta del régimen especial porque considera que lleva a “un escenario de precariedad”. El portavoz de la formación ecosoberanista, Josep Ferrà, matizó que cuando les llegase “la letra pequeña” estudiarían el REB “de manera propositiva” junto al Govern, pero aseveró que, de momento, suponía una “decepción”. El líder del PP, Biel Company, llegó a calificar este asunto como uno de los “grandes fiascos” de un Govern que “se ríe de la gente de Baleares”.

Muy relacionado con este asunto se encuentra el descuento de residente del 75 por ciento entre Baleares y la península. A pesar de que en Canarias se ha blindado, en el archipiélago balear solo se ha conseguido incluir mediante los Presupuestos Generales del Estado. La meta es que esta bonificación acabe incluida en el REB y se pueda disponer de ella siempre, independientemente de lo negociado de las cuentas estatales.

A pesar de esto, la medida ha sido ampliamente criticada por multitud de colectivos, que han alertado de que en muchas ocasiones en vez de producirse una disminución, los precios se incrementan. Por ejemplo, desde la Patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) se ha exigido impulsar “una serie de cambios” en la bonificación del transporte aéreo y marítimo para residentes en Baleares para evitar “prácticas abusivas” con los precios por parte de las aerolíneas. Según manifestaron, “está demostrado que las aerolíneas manejan dos tarifas diferentes, una para Baleares y otra para el resto de España”.

DECRETO DEL CATALÁN

Otro tema candente este año fue el decreto que establecía el requisito del catalán en la sanidad pública. Aunque contó con un amplio consenso, tras un intenso debate entre las fuerzas políticas de los ‘Acords pel Canvi’ fue criticado por algunos grupos de la oposición y diversos sectores. En febrero tuvo lugar una manifestación que congregó a unas 2.500 personas en contra de este requisito.

Ante esto, el Gobierno de Mariano Rajoy interpuso un recurso contencioso-administrativo en mayo que, en diciembre, siete meses después, fue retirado por el Ejecutivo a cargo de Pedro Sánchez, “a partir de la voluntad política expresada” por el nuevo Gobierno y de las conversaciones mantenidas por ello con el Govern de Armengol.

Otros asuntos que coparon titulares fueron las primeras sanciones a las plataformas que comercializan viviendas de alquiler vacacional; que el corto de animación mallorquín ‘Woody&Woody’ ganase un premio Goya; la exhumación de fosas del franquismo y la Guerra Civil; el desmantelamiento de Son Banya y las falsificaciones en certificados de catalán en Emaya.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.