Emaya despide a tres trabajadores por las falsificaciones de títulos de catalán y encuentra dos más

La dirección de Emaya llevará al próximo Consejo de Administración del 17 de diciembre dos propuestas de despido disciplinario de dos trabajadores, uno de ellos el representante sindical, por el caso de las presuntas falsificaciones de títulos de catalán.

Según han informado, una vez finalizado el periodo de alegaciones y analizadas las pruebas y los argumentos de los trabajadores implicados, la dirección de Emaya ha formulado la propuesta de despido. Esta propuesta se comunica en primer término al Comité de Empresa, que tiene 72 horas para formular sus alegaciones.

La propuesta de despido se realiza una vez cerrados los expedientes disciplinarios. En uno de los casos se había abierto a un trabajador, peón del área de calidad urbana, por haber presentado un título falso de catalán (A2), uno de los requisitos de la convocatoria de una bolsa de peones especialistas de agua, a la que optó en junio de 2016.

Desde Emaya, han explicado que este documento falso se detectó en el marco de las comprobaciones realizadas una vez se habían detectado seis casos de documentos falsos en una convocatoria de este año.

Tras esto, se remitieron los datos a la Dirección General de Política Lingüística, que comprobó este nuevo caso de falsificación, junto con otro que no correspondía a un trabajador, si no a un participante en la convocatoria.

Como en los otros casos, por tratarse de una falta muy grave, se formula la propuesta de despido, que debe ser formalizada, en su caso, en el Consejo de Administración de día 17 de diciembre.

Por otra parte, ya en su momento, la documentación sobre las dos nuevas falsificaciones se aportó a la Fiscalía para que se adjunte a la denuncia presentada el pasado 13 de noviembre, porque los hechos podrían ser constitutivos de infracciones tipificadas como delitos en el código penal vigente, por estafa y falsificación de documento oficial.

REPRESENTANTE DE LOS TRABAJADORES

El otro caso para el que se formula la propuesta de despido hace referencia a un representante de los trabajadores, al que se abrió expediente disciplinario. Una vez cerrado el expediente, Emaya considera probado que era conocedor y ayudó en la presentación de un documento falso de acreditación de la titulación de catalán A2, por parte de uno de los trabajadores ya despedidos. Esta titulación era un requisito indispensable para participar en la convocatoria.

Por lo tanto era consciente del engaño a la empresa por parte de un trabajador que no reunía los requisitos de la convocatoria, han asegurado desde la empresa municipal.

En este sentido han señalado que se trata de una infracción muy grave, y que comporta “una especial gravedad por tratarse de un miembro del Comité de Empresa y de la Comisión de Trabajo de Emaya.

CONTINÚAN LAS COMPROBACIONES

Por otra parte, continúan las comprobaciones de las titulaciones presentadas a las diversas convocatorias realizadas en los últimos tres años. Hasta ahora no se han detectado nuevos casos de falsificaciones.

Asimismo se recuerda que el caso está en manos de la justicia y que se espera que la investigación llegue hasta el final para aclarar los hechos y las responsabilidades.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.