La Dirección General de Consumo ha recibido durante esta legislatura un total de 12 quejas relacionadas con discriminaciones lingüísticas respecto al uso del catalán.

Así lo ha indicado la consellera de Salud -de cuyo departamento depende el área de Consumo-, Patricia Gómez, en respuesta a una pregunta por escrito del diputado de MÉS per Mallorca Miquel Gallardo a través del Parlament.

El diputado también había preguntado al Govern por las medidas que adoptaría la Dirección General de Consumo ante una queja de una ciudadana que aseguraba que no se le había atendido en un establecimiento turístico por expresarse en catalán. Esta queja fue formulada en octubre.

A esto, Gómez ha contestado que Consumo tramitará la queja de acuerdo al procedimiento establecido en el Decreto de hojas de reclamaciones y denuncias en materia de consumo y a la Ley autonómica de protección de consumidores y usuarios.

En su respuesta, Gómez también ha explicado que si en la tramitación se comprueban los hechos, se iniciará un expediente sancionador a la empresa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.