El Fondo de Cooperación Local de 2018 y 2019 incluirá una partida finalista de 200.000 euros para hacer frente a parte de los gastos para la reparación de daños causados por el episodio extraordinario de lluvias que afectó el municipio de Pollença el pasado 19 de octubre.

De este modo, el Govern colaborará con el Ayuntamiento de Pollença para dotar fondos para minimizar las pérdidas causadas por las inundaciones sufridas por las lluvias, de entre 170 y 180 litros por metro cuadrado, que provocaron en unas pocas horas el desbordamiento de los torrentes que desaguan en los valles de en March, el de Colonya y el de can Aixartell.

El convenio de colaboración habilita a la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas, a aportar al Ayuntamiento de Pollença un máximo de 200.000 euros, que representa un 25 por ciento de la valoración inicial de los daños ocasionados, y que servirán para que el consistorio financie obras de reparación tanto en infraestructuras públicas como en bienes privados.

Tal como han remarcado, esta aportación no se tendrá que detraer del importe que corresponda destinar a Pollença, en virtud de su participación en los diferentes criterios de reparto del Fondo de Cooperación Local en 2019.

Este fondo, que el Govern destina anualmente a todos los municipios de Baleares, prevé la posibilidad de que se puedan acordar convenios de colaboración, tanto con municipios como con otros entes locales, para objetivos determinados no previstos de inicio en los criterios de reparto previstos a todos los efectos, siempre que concurran circunstancias excepcionales y de interés público.

A este respecto, el Ayuntamiento de Pollença dirigió en noviembre un escrito a la Conselleria en el que se detallaba la valoración inicial de los daños causados por las inundaciones, que arrastraron una gran cantidad de material erosivo que echó a perder varias infraestructuras, y provocaron desperfectos en viviendas, vehículos, motores, piscinas y gallineros.

La consellera del ramo, Catalina Cladera, ha recordado que “el Govern no puede dar la espalda a las necesidades de los ciudadanos”, y por tanto ha tratado de “observar la fórmula adecuada” para “poner a disposición del Ayuntamiento de Pollença los recursos necesarios para hacer frente a los gastos”.

El acuerdo prevé que el Gobierno aportará inicialmente el 75% de la cantidad prevista de la ayuda, mientras que el resto quedará pendiente de la justificación posterior de las actuaciones previstas, que el Ayuntamiento de Pollença tendrá que aportar antes de 31 de mayo de 2019.

El seguimiento de la evolución del convenio se fía a una comisión bilateral creada al efecto, con la participación de representantes de las dos administraciones, local y autonómica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.