ayuntamiento Llucmajor
Ayuntamiento Llucmajor

El partido vecinal Llibertat Llucmajor ha denunciado que el consistorio de la localidad “no acepta críticas” de los vecinos en el tema de sus presupuestos participativos.

Según han explicado en un comunicado, el pasado 26 de noviembre se llevó a cabo una reunión convocada por el Ayuntamiento para conformar el grupo impulsor de los presupuestos participativos 2019.

Llibertat Llucmajor ha explicado que “el objetivo de dicha reunión, según el Ayuntamiento, era escuchar a los vecinos y asociaciones para mejorar las bases de los presupuestos participativos de 2019 frente a los fallos detectados en las ediciones pasadas (por ejemplo, la casi nula participación de ambas ediciones, donde no superaron el 1% del censo)”.

Sin embargo, a esa convocatoria apenas acudió nadie: “Acudieron únicamente representantes de tres asociaciones (Bahías, Cala Blava y AMPIAs) junto a Llibertat Llucmajor” y señalan que el motivo fue la “fue la precipitada convocatoria (48 horas antes)”.

Una situación ante la que “el regidor de Participación Ciudadana, Tomeu Tugores (PSIB-PSOE) prometió que se realizarían más reuniones para ampliar el grupo impulsor y así escuchar a todos los vecinos”.

Sin embargo, desde Llibertat Llucmajor hablan de “engaño” pues la reunión que se llevó a cabo se retransmitió a través de las redes sociales y después se supo que no habría más  hasta la finalización del proceso de validación técnica de propuestas presentadas, lo que sucederá a mediados de febrero, y deja “fuera de plazo” la presentación de mejoras.

Desde el consistorio “consideran que la retransmisión era suficiente (apenas hubo tres espectadores en toda la emisión)”.

Y añaden: “Ya durante la reunión del lunes se vio la escasa predisposición por parte del regidor de escuchar a los asistentes de las diversas entidades vecinales, por no hablar ya de aceptar las sugerencias que se apuntaron como, por ejemplo, la de eliminar el requisito injusto de que toda propuesta para urbanizaciones debe afectar a 3 núcleos como mínimo, un problema detectado en la pasada edición que supuso discriminar urbanizaciones como Las Palmeras y Tolleric”.

Por todo ello, explican desde Llibertat Llucmajor, “criticamos la falta de transparencia y compromiso del Equipo de Gobierno del Pacto del Sillón (PSIB-MÉS-Pi) y las mentiras del regidor de Participación Ciudadana (PSIB-PSOE) ante los vecinos. Todo parece indicar, vistos los plazos de este año, que se trata de una maniobra de precampaña electoral para tratar de darse visibilidad y colgarse medallas; en ediciones anteriores el proceso era hasta julio, mientras en esta edición in extremis debe terminar en abril, a un mes de elecciones”.

Según el responsable de los procesos de participación en Llibertat Llucmajor, Eloy Crusat, no logramos entender el afán de mentiras de los regidores de nuestro Ayuntamiento cuando se les plantea una simple pregunta. La honestidad es clave a la hora de empoderar a los vecinos; si ellos se sienten engañados, no participarán en los mal llamados presupuestos participativos”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.