El sindicato FEUSO Baleares ha rechazado este domingo el nuevo Proyecto de Ley de Educación porque, aseguran, “discrimina totalmente a la concertada” y al profesorado de religión.

Según han destacado en un comunicado, manifiestan que el proyecto de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria “supone una nueva discriminación a los docentes de la enseñanza concertada y profesorado de religión”, ya que, entre los puntos que destacan, “no se lleva a cabo un análisis de los problemas educativos y se limita a aceptar como eje central de la reforma una pretendida modernización de la LOE de 2006”, o que “el propio documento da una pista de que tampoco se buscará el consenso ni el Paco de Estado por la Educación para esa supuesta reforma más profunda”.

Desde USO aseguran haber exigido desde el primer momento que debe aplicarse “sin discriminación y en igualdad de condiciones” a todos los docentes de centros sostenido con fondos públicos.

Asimismo, han recordado que en el curso 2018-2019, el profesorado de ESO, FP y Bachillerato de los centros privados-concertados tienen una hora lectiva menos semanal.
“La jornada laboral semanal pasó de 24 a 23 horas, lejos aún de las 19 horas que tienen los homólogos de la pública desde hace años, mientras que los maestros de infantil y primaria y los docentes de educación especial siguen trabajando 24 horas”, han destacado desde FEUSO, que continúa reivindicando que esta reducción de jornada se extienda en todas las etapas.

Por otro lado, FEUSO Baleares registrará un documento con un decálogo para el Ministerio de Educación en el que se concentran en ’10 razones para rechazar el cambio en la legislación educativa que nos quieren imponer’.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.