laboratorio
FLICKR


Un equipo de investigación de la Universidad de California (UCLA), Estados Unidos, ha desarrollado un gel en aerosol biodegradable con medicamentos que mejoran el sistema inmunológico, en sus ensayos han evitado que el cáncer se reproduzca en los animales de laboratorio y han impedido su propagación a otras partes del cuerpo.

«El aerosol no solo inhibe la recurrencia de tumores en el área del cuerpo de donde se extraen», sino que también «controla el desarrollo de tumores en otras partes del cuerpo», según el director del estudio, profesor de bioingeniería en la Escuela de Ingeniería Samueli de la UCLA y miembro del Centro de Cáncer Integral Jonsson de la misma universidad, Zhen Gu.

El estudio ha dejado ver que muchas personas a las que se les diagnostica cáncer se someterán a algún tipo de cirugía para tratar su enfermedad, casi el 95 por ciento de los pacientes con cáncer de mama de diagnóstico temprano necesitarán cirugía y, por lo general, esta es la primera línea de tratamiento para las personas con tumores cerebrales. Pero, «a pesar de las mejoras en las técnicas quirúrgicas de la última década, el cáncer a menudo vuelve después del procedimiento», alertan desde la UCLA.

Los investigadores probaron el gel en ratones que tenían tumores avanzados de melanoma extirpados quirúrgicamente, al aplicarlo, se redujo el crecimiento de las células tumorales que quedaban después de la cirugía, ayudando a prevenir las recurrencias del cáncer. Después de recibir el tratamiento, el 50 por ciento de los ratones sobrevivió durante al menos 60 días sin que sus tumores volvieran a crecer.

Alrededor del 90 por ciento de las personas con tumores cancerosos terminan muriendo debido a la recurrencia del tumor o metástasis, explican desde la UCLA. Por ello, dice Gu, «este gel pulverizable es prometedor contra uno de los mayores obstáculos para curar el cáncer».

Los investigadores cargaron nanopartículas con un anticuerpo dirigido, específicamente, al bloqueo de CD47, una proteína que las células cancerosas liberan. Al bloquear el CD47, el anticuerpo permite al sistema inmunitario encontrar y, finalmente, destruir las células cancerosas.

Las nanopartículas están hechas de carbonato de calcio, componente que se puede disolver gradualmente en los sitios de las heridas quirúrgicas y aumentan la actividad de un tipo de macrófago que «ayuda a expulsar del cuerpo los objetos extraños», según el investigador postdoctoral del laboratorio de Gu y autor principal del estudio, Qian Chen.

«También se observó que el gel podría activar las células T en el sistema inmunológico para que trabajen juntas como otra línea de ataque contra las células cancerosas persistentes», explica Chen. Esta sustancia tendrá que pasar por más pruebas y aprobaciones antes de que pueda ser utilizada en humanos, informan desde la UCLA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.