El Instituto Balear de la Familia (IBFamilia) ha denunciado que el Instituto Balear de la Mujer (IBDona) no ha desarrollado ninguna actividad ni ningún programa para luchar contra la discriminación materno-laboral de las mujeres en Baleares.

Según ha informado IBFamilia en un comunicado, así se “incumple uno de sus objetivos que no es más que eliminar cualquier forma de discriminación de la mujer”.

De este modo, ha asegurado que IBDona “se olvida de uno de los grupos de mujeres vulnerables que no se visibiliza y cuya situación es objeto de discriminación, ya que se asocia directamente con la participación de la mujer en el mercado laboral, es el colectivo de las madres trabajadoras, que no está ni protegida ni amparada por la nueva ley de igualdad”.

“La maternidad se ha convertido en un factor de desigualdad social y de exclusión laboral para la mujer madre debido a que en la actualidad las mujeres ya no son discriminadas en el trabajo por ser mujeres sino por ser madres “, ha declarado el presidente de IBFamilia, Agustín Buades.

Asimismo, ha explicado que la crisis económica, la eliminación de prestaciones para la mujer-madre, la falta de cultura social y laboral positiva en Baleares generan un descenso en la conciliación maternidad-empleo en un 40 por ciento anual, a lo que ha añadido que “el desconocimiento y la falta de legislación positiva también afectan a este hecho en un 20 por ciento adicional”.

MAYORES DE 30 AÑOS

En esta línea, ha detallado que el grupo de edad que más sufre este fenómeno es de mujeres mayores de 30 años, que coincide con la edad media de maternidad de las mujeres en Baleares (31,7).

“Es urgente la necesidad de tomar medidas para armonizar la legislación y organización del trabajo con los derechos de las madres trabajadoras, que favorezcan la conciliación de la maternidad con el desarrollo profesional de las mujeres”, ha añadido.

A su juicio, las consecuencias pueden ser: la falta o pérdida de empleo, abandono del mercado laboral en un 60 por ciento; la escasez de medios económicos; problemas para afrontar pagos; o posible desestructuración familiar.

En cuanto a las consecuencias empresariales y económicas, ha asegurado que “se está perdiendo talento femenino, porque la mujer madre trabajadora aporta intangibles tan valiosos a la empresa como responsabilidad, productividad, madurez, creatividad y fidelidad”, entre otros.

Por todo ello, IBFamilia ha pedido a IBDona que se establezcan actividades, programas y actuaciones para erradicar también esta forma de discriminación de la mujer.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.