Las secciones sindicales de SOM Sindicalistes han vinculado la falta de control en los accesos a los vestuarios de las instituciones del Instituto Municipal del Deporte (IME) con “las condiciones de precariedad que afectan al personal y a los medios de control”.

Según ha informado el sindicato en un comunicado, estas condiciones son “las causantes de que un servicio público no garantice a los usuarios de las piscinas del IME la seguridad que debería facilitar”.

En concreto, se han pronunciado así después de que el padre de un menor denunciase que un adulto había accedido a los vestuarios para observar a los menores de las instalaciones de Son Moix.

“El personal subcontratado de las recepciones del IME tiene que compaginar de manera precaria las labores de control y las administrativas que le han sido asignadas de manera irregular sin que les correspondan”, han concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.