Una discusión ocurrida este viernes entre un matrimonio que vive en un piso de Son Gotleu acabó en una agresión por parte del marido después de que su mujer le acusara de ser un “vago y un inútil” por no trabajar, ni ayudar en casa, momento en que él contestó: “Soy el hombre de la casa y tengo otras cosas que hacer” y le dio un puñetazo en el rostro.

Una patrulla de la Policía Local de Palma fue avisada de que se estaba produciendo un posible caso de violencia doméstica en un piso de la citada barriada.

El vehículo policial puso entonces rumbo a la dirección indicada pero, en la calle Aragón, una mujer que coincidía con la descripción facilitada -entre otros datos, que era de raza negra y que iba acompañada de una niña- les hizo señas para que se detuviesen.

Los agentes pararon y comprobaron que la mujer estaba llorando y tenía un corte en el labio superior por el que sangraba.

A los pocos minutos, y mientras le preguntaban por lo ocurrido, apareció un individuo que resultó ser el marido de la mujer y padre de la pequeña. Esta reaccionó de forma agresiva y le soltó un manotazo que impactó en la espalda del padre.

La niña, de diez años de edad, explicó que estaba en su cuarto y había oído voces, por lo que salió a ver que sucedía y llegó a ver como su padre asestaba un puñetazo en el rostro de su madre.

Por su parte, la mujer agredida explicó que había comenzado una discusión con su marido debido a que es “un vago y un inútil que no hace nada. Ni trabaja, ni ayuda en casa” y que fue entonces cuando él había contestado que era “el hombre de la casa y tengo otras cosas que hacer”, para después golpearla.

El marido, sin embargo, ofreció una versión muy diferente de los hechos y aseguró que era su mujer la que le había agredido, golpeándole la cabeza con una licuadora, mostrando a los agentes un trozo de piel levantado en la zona del cráneo (que, en todo caso, no quiso que le mirara un médico que se había personado en el lugar a requerimiento policial).

Igualmente, el marido aseguró que no había golpeado a su mujer, al menos de forma intencionada y que, en todo caso, la herida del labio habría sido fruto de un manotazo accidental durante la discusión.

Finalmente el presunto agresor fue detenido y trasladado hasta la comisaría mientras que la mujer fue llevada hasta su domicilio para que pudiera estar con sus hijos y donde los servicios de emergencia procedieron a atenderla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.