Imagen de archivo

Transports Metroploitans de Barcelona (TMB) ha anunciado que denunciará a 34 personas por pintar grafitis en un vagón de Metro la madrugada de este domingo, y que tres pasajeros están dispuestos a presentar denuncia por agresiones físicas, entre ellos una mujer embarazada que “ha sido rociada con pintura de spray en la cara y otras dos han sido sacudidas y golpeadas en la cara”.

En un comunicado este domingo, TMB ha explicado que los hechos se han producido sobre las 3:48 horas de la madrugada de este domingo en la estación Maragall de la línea 4 de Metro, y que “un presunto integrante de ese grupo ha sido retenido por miembros de seguridad de Metro y puesto a disposición de los Mossos d’Esquadra”.

La empresa asegura que 34 personas han accionado el freno de emergencia de un tren que circulaba con pasajeros, algunos de los cuales han mostrado su rechazo y “algunos de ellos han resultado increpados y agredidos por los autores de las pintadas”.

Después de los hechos el servicio de Metro de la línea 4 se ha interrumpido durante unos minutos y el tren ha acabado pintado “con grafitis por los dos lados, motivo por el cual se ha tenido que retirar del servicio”, ha explicado TMB.

La empresa ha opinado este domingo que el “vandalismo grafitero” es el principal problema de seguridad para los operadores ferroviarios en España, y cree que las pintadas se están acentuando en frecuencia, número de autores y nivel de agresividad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.