EP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha considerado que es humillante “vender como gestos” las peticiones de penas que haga la Abogacía del Estado este viernes para los líderes soberanistas que serán juzgados próximamente.

En un apunte en Twitter recogido por Europa Press, ha señalado: “La última de las humillaciones es pretender vendernos ‘gestos’ que no son sino agravantes de las posiciones iniciales”.

Torra ha añadido: “Nos enfrentamos a lo intolerable para un demócrata; a lo inaceptable para un pueblo que se ha autodeterminado”.

Ha lanzado este mensaje enlazando un tuit del abogado Gonzalo Boye, que coordina la defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros en el extranjero, en el que apuntaba que acusar por sedición en lugar de por rebelión “no es un gesto sino una trampa para legitimar un proceso judicial impropio de cualquier Estado democrático”.

“El 20-S y el 1-O solo se produjeron hechos que toda democracia debe tolerar… Libertad de expresión, reunión y manifestación”, ha añadido Boye.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.