FOTO JAVI RAMÍREZ

A pesar del complicado momento que está atravesando Terelu Campos, lo cierto es que la presentadora no puede estar más arropada y llena de cariño. Así la hemos podido ver disfrutar de una cena de lo más relajada junto a su hija Alejandra y su novio Álvaro Lobo que intentan que recupere su día a día de la forma más normal.

Terelu acudió a un conocido restaurante de la capital madrileña para cenar junto a su hija y su yerno y es que sin duda alguna ellos están siendo dos de los grandes apoyos en todo este proceso de recuperación.

Con un look de lo más abrigado para protegerse del frío en la capital madrileña, la hija de María Teresa Campos eligió para la ocasión un estilismo total black con un toque de color muy llamativo y es que lució un maxi abrigo de piel en color amarillo. Por su parte Alejandra Rubio arriesgó mucho más en su estilismo y es que la joven sí que lució un disfraz de Halloween al igual que su pareja que llevaba la cara pintada en blanco y negro. Alex, siempre muy pendiente de su madre y alabando todo lo que hace y lo fuerte que es, volvía un día más a hacer hincapié en que: “Ella puede con todo y más”.

Siempre muy agradecida con la prensa, Terelu reconoció que no tiene ningunas ganas de celebración y es que la presentadora ha confesado e varias ocasiones que la recuperación está siendo más complicada y larga de lo esperado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.