La Conselleria de Salud distribuirá un total de 149.700 dosis de vacunas contra la gripe entre los colectivos de riesgo, en el marco de la campaña de vacunación 2018/2019 que se iniciará el 7 de noviembre y finalizará el 15 de diciembre.

Así lo ha anunciado este lunes en rueda de prensa la consellera de Salud, Patricia Gómez, quien ha explicado que para estos colectivos de riesgo una gripe puede causar ingresos hospitalarios e incluso la muerte. De hecho, el año pasado se pudo confirmar el fallecimiento de 13 personas por este motivo.

Del total de dosis, 124.700 se destinarán a las personas mayores de 65 años que viven en su domicilio, las personas menores de 65 años con factores de riesgo, los trabajadores sanitarios, los trabajadores de servicios esenciales, los cuidadores de enfermos y las mujeres embarazadas.

Por contra, las 25.000 restantes, con una composición más específica para personas mayores, se distribuirán a las personas más ancianas de la comunidad y a los mayores de 65 años que viven en residencias geriátricas.

Por el momento, la Conselleria ya ha repartido 110.220 vacunas en los centros de salud de Baleares. Concretamente, 86.940 se ha repartido en centros de Mallorca, 7.900 dosis en Menorca, 14.500 en Ibiza y 800 en Formentera.

Gómez ha insistido en que el objetivo concienciar a la población y mejorar la cobertura de todos los colectivos de riesgo y ha sostenido que la vacunación es una medida de precaución colectiva, puesto que “no solo se nos protege a nosotros sino también a la personas que se tienen alrededor”.

Este año se informará a la población con la distribución de 2.000 pósteres en los centros de salud, hospitales, ayuntamientos y medios de comunicación. También se ha diseñado una web específica para informar sobre esta campaña.

Entre el colectivo de riesgo se encuentran las personas mayores de 65 años; adultos y niños con enfermedades crónicas relacionadas con el sistema pulmonar, sistema cardiaco, insuficiencias respiratorias y asma, diabetes y enfermedades renales; personas inmunodeprimidas; pacientes con obesidad mórbida; enfermos afectados por algún tipo de deterioro cognitivo; y personas con un implante coclear o a la espera de recibirlo.

Asimismo, se incluyen a las mujeres embarazadas, el personal sanitario, el personal de las residencias de personas mayores y de residencias de discapacidades, los cuidadores de enfermos con patología crónica o las personas que conviven con ellas, educadores de ‘escoletas’ y los que ofrecen servicios de respuesta rápida a la comunidad o trabajan para ella (policía, bomberos, protección civil).
Educadores de escoletas de 0 a 5 años.

La consellera de Salud ha indicado que las personas interesadas en vacunarse, pertenecientes a colectivos de riesgo, pueden pedir cita previa al Servicio de Salud llamando al 971 43 70 79.

CAMPAÑA 2017-2018

Durante la campaña de vacunación 2017-2018 se vacunaron 118.123 personas en Baleares. De ellos, 96.219 lo hicieron en Mallorca; 7.730, en Menorca; 13.389, en Ibiza, y 785, en Formentera.

Concretamente, se vacunaron 75.922 mayores de 65 años en las Islas(61.681, en Mallorca; 5.314, en Menorca; 4.954, en Ibiza, y 293, en Formentera) y 42.201 personas menores de 65 años incluidas en colectivos de riesgo (34.538, en Mallorca; 2.416, en Menorca; 4.954, en Ibiza, y 293, en Formentera).

La directora general de Salud Pública y Participación, María Ramos, ha afirmado que todavía se está lejos de los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero ha mostrado el interés del Govern de mejorar los datos.

Baleares cuenta con la red centinela de la gripe, integrada por 34 médicos centinelas que trabajan en 28 centros de salud y comunican semanalmente a la Dirección General de Salud Pública y Participación los casos de gripe detectados y, además, recogen muestras para analizarlas y poder caracterizar los virus gripales circulantes.

En la campaña 2017-2018, los 34 médicos de la red centinela -que está operativa desde octubre a mayo- detectaron 781 casos totales acumulados.

CONSEJOS

Si bien la gripe no se cura con medicamentos, desde el Govern aconsejan tomar medidas para mitigar los síntomas, como hacer reposo, beber mucho líquido y tomar antipiréticos.

Asimismo, también deben extremarse las medidas higiénicas para evitar su transmisión. En esta línea es importante lavarse las manos, taparse la boca al toser y procurar no reutilizar los pañuelos, entre otros.

Desde la Conselleria han informado que en cualquier caso, los enfermos no tienen que tomar antibióticos si no es por indicación del médico, ya que al tratarse de un proceso vírico no son eficaces.

Finalmente, Gómez ha solicitado a los pacientes con sintomatología de la gripe que acudan a los centros de salud y fuera de horario a los puntos de atención continuada (PAC). De esta forma, se evita una sobrecarga de los centros hospitalarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.