La reparación de los daños provocados al Parque Natural de la Península de Llevant, después de las lluvias del pasado 9 de octubre en esta zona de Mallorca, tendrá un coste de 2,5 millones de euros.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, se ha ordenado la contratación de las obras de emergencia para reparar los caminos afectados, que han quedado intransitables.

Desde el Instituto Balear de la Natura (Ibanat) se han llevado a cabo estas semanas diferentes actuaciones para evaluar los daños y determinar las actuaciones necesarias para su rehabilitación.

Los caminos afectados son los de s’Alqueria Vella a s’Arenalet d’Aubarca, el de s’Arenalet a es Oguers, el camino de s’Esquena Llarga, el camino de Son Puça, el acceso a s’Alqueria Vella de Dalt, el camino a Tudossa, el camino de Es Canons y el de sa Duaia.

Las actuaciones para su recuperación se iniciarán en las próximas semanas y serán realizadas por la empresa pública Transformaciones Agrarias Tragsa.

Estas actuaciones consisten en la estabilización del firme, las mejoras en el drenaje, y la revisión y sustitución de las conducciones de agua que hay en algunos caminos, entre otros.

Con la intransitabilidad de los caminos se ven afectadas las tareas agrícolas y ganaderas, las tareas de prevención y extinción de incendios, así como la gestión de los valores naturales del parque.

Así mismo, permanecen cerrados desde entonces los refugios de s’Arenalet, s’Enzina y es Oguers y la zona de acampada que hay dentro del espacio natural para no poderse acceder.

Por otro lado, la Conselleria recomienda precaución a la hora de hacer actividades en el parque por la peligrosidad que presentan algunas zonas y la inaccesibilidad a otras. Además, en caso de necesidad de rescate, las vías de acceso y salida están ahora inhabilitadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.