MOTOGP.COM


El piloto español de MotoGP Pol Espargaró (KTM) se ha mostrado muy feliz por su tercera posición en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, sobre todo después de un año en el que las lesiones se han cebado con él y lo ha pasado “muy mal”, y ha afirmado que durante gran parte de la cita se “conformaba” con la cuarta plaza.

“Ha sido muy duro para mí, pero más duro para toda la gente que ha estado conmigo, que me ha tenido que aguantar todo lo que he pasado. A mi fisio, a todos los médicos que me han ayudado, mi chica, mi familia… todos los que han estado detrás. Lo he pasado realmente mal y terminar el año así ha sido una recompensa, un buen pago”, señaló en declaraciones a Movistar MotoGP.

El catalán se fracturó la clavícula izquierda en Brno el pasado 5 de agosto y volvió a lesionársela en septiembre durante los entrenamientos libres del Gran Premio de Aragón.

Ahora, el pequeño de los Espargaró consigue su primer podio en MotoGP y primero también para KTM en la categoría reina. “Ya no me acordaba -de lo que era subir al podio-. Es irreal; las últimas dos vueltas se me han hecho eternas, es como haber hecho un día de test completo en Malasia”, bromeó. “Con cuarto me conformaba”, reconoció. “A mí esto me va a costar repetirlo”, dijo entre risas.

Por otra parte, analizó su actuación este domingo, en una carrera que tuvo que ser relanzada después de la aparición de la bandera roja por la lluvia. “En la primera carrera incluso podía adelantar a Marc -Márquez- estaba intentando coger a ‘Dovi’ -Dovizioso-, pero me he ido al suelo y me he hecho un poco de daño en la pierna. Por esas cosas de la vida, la moto se ha quedado encendida con cuarta, he podido salir y he remontado hasta el octavo”, subrayó.

“En la segunda carrera estaba decidido; quería hacerlo bien, quería estar en el podio. Se me han escapado rápido, con la cuarta me valía, pero he visto que caía Vale -Rossi-… Es un día para recordar en mi vida, para tenerlo en la mente después de todo lo que hemos pasado este año”, continuó.

Por último, reconoció que no tenía ninguna expectativa para Cheste. “Mi madre me decía ‘¿Cómo va a ir hoy?’. Y yo decía ‘¿Qué voy a hacer? Está Marc -Márquez-, está Vale -Rossi-, que va muy rápido en agua, Rins, Ducati… A ver si rasco un séptimo o un octavo’. Terminar aquí es una pasada”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.