A finales de octubre el número de contenedores que había ardido de forma intencionada en Palma desde finales del pasado año, alcanzaba los 250.

Desde el Ayuntamiento han informado que la reposición de cada uno de esos contenedores destruido cuesta mil euros, así que hagan ustedes cuentas.

Pero no son estos los únicos daños materiales que se producen con cada fuego pues hay que sumar los daños en fachadas de edificios, en farolas, postes eléctricos, mobiliario urbano y, sobre todo, vehículos estacionados cerca.

Esta semana nosotros quisimos conocer si esta peligrosa situación ha generado en nuestros lectores algún tipo de temor a la hora de estacionar sus vehículos cerca de contenedores y por eso preguntamos: “La constante quema de contenedores ¿Ha provocado que evite estacionar cerca de ellos?”.

Y la respuesta mayoritaria ha sido que “” (un 64% de quienes han participado) frente al 36% que ha respondido con un “No”.

En todo caso, las investigaciones han quedado en manos de la Policía Nacional que continúa trabajando para identificar y localizar al responsable (o responsables) de unos hechos que ojalá no acaben por provocar una tragedia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.