Foto: Reuters

El clérigo paquistaní Sami ul Haq, considerado como ‘el padre de los talibán’ ha muerto asesinado de varias puñaladas mientras descansaba en su domicilio de Rawalpindi, según ha confirmado su hijo, Hamidul Haq.

Ul Haq ha muerto en un momento de extraordinaria tensión religiosa después de que una mujer cristiana resultara absuelta de un caso por blasfemia.

El clérigo tenía previsto viajar a la capital del país, Islamabad, para unirse a las protestas contra la absolución de la acusada, Asia Bibi, “pero tuvo que dar media vuelta porque las carretera estaban cortadas”, según la cadena GEO TV.

“Estaba descansando en su habitación cuando su guardaespaldas salió de casa 15 minutos”, según su hijo. “A su vuelta, se encontró al maulana Sami ul Haq, líder de la madrasa de Darul uloom Haqqania –el origen ideológico del movimiento talibán a principios de los años 90– “muerto en la cama, con su cuerpo cubierto de sangre”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.