Foto: Reuters

La oficina de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha manifestado este viernes que “bajo ninguna circunstancia” habrá un segundo referéndum sobre el Brexit, horas después de la dimisión del secretario de Estado para Transporte de Reino Unido, Jo Johnson, que ha abogado por una nueva votación.

“El referéndum de 2016 fue el mayor ejercicio democrático en la historia de este país. No celebraremos bajo ninguna circunstancia un segundo referéndum”, ha indicado en un escueto comunicado.

“La primera ministra da las gracias a Jo Johnson por su trabajo en el Gobierno”, ha zanjado, tal y como ha recogido el diario británico ‘The Guardian’. Johnson ha dimitido criticando los planes de May para el Brexit.

Johnson, hermano del exministro de Exteriores Boris Johnson, ha señalado que ha tomado la decisión “con pesar”, antes de resaltar que “el Brexit ha dividido al país, a los partidos políticos y a las familias”.

“Pese a que voté ‘Quedarse’, quería desesperadamente que el Gobierno, en el que me enorgullece haber trabajado, lograba que fuera un éxito”, ha indicado en una carta publicada tras su dimisión.

En la misma, ha subrayado que “cada vez está más claro que el Acuerdo de Retirada, que está siendo finalizado en Bruselas y Whitehall, será un terrible error”. “La elección que se presenta al pueblo británico no es para nada una elección”, ha criticado.

Así, ha indicado que “la primera opción es lo que propone el Gobierno: un acuerdo que dejará al país debilitado económicamente y sin voz en las normas de la Unión Europea (UE) que debe seguir y años de incertidumbre para las empresas”.

“La segunda opción es un Brexit sin acuerdo que sé, como secretario de Estado para Transporte, que causará un daño inenarrable a nuestra nación”, ha argumentado, al tiempo que ha indicado que “presentar a la nación una elección entre dos resultados profundamente malos, vasallaje y caos, es un fracaso del arte de gobernar a una escala no vista desde la crisis del canal de Suez”.

Johnson ha recalcado que “las esperanzas acerca del ‘acuerdo comercial más sencillo de la historia’ han demostrado ser un engaño”, antes de alertar de que Reino Unido “está al borde de la mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Dado que la realidad del Brexit se demuestra tan alejada de lo que se prometió, lo democrático es dar la voz al público para la decisión final”, ha defendido, antes de indicar que “esto no sería repetir el referéndum de 2016, sino preguntar a la gente si quiere seguir adelante con el Brexit ahora que se sabe cuál es el acuerdo disponible”.

En este sentido, ha resaltado que su hermano Boris Johnson, que encabezó la campaña a favor del Brexit y que abandonó el Gobierno por sus diferencias con May “está tan descontento con las propuestas” del Ejecutivo como él mismo.

“Recientemente dijo que los acuerdos propuestos eran ‘sustancialmente peores que quedarse en la UE’. En eso está en lo cierto, sin lugar a dudas. Si algo han logrado estas negociaciones es al menos unirnos en un fraternal desaliento”, ha zanjado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.