EP


Manuel Díaz ‘El Cordobés’ ha recibido el alta hospitalaria el pasado lunes por la mañana, tres días después de ser operado nuevamente de la cadera, en esta ocasión la derecha, ya que el pasado mes de junio fue intervenido en la otra por la artrosis avanzada que sufre.

Pero fiel a su sentido del humor, el torero bromeó sobre esta segunda operación en su cuenta de Instagram: «Hay que ver qué mala es la envidia, vamos que la pierna derecha por narices quería una prótesis como su compañera».

Este lunes por la mañana Manuel Díaz ha abandonado el hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla con una sonrisa en la cara a pesar del tiempo que lleva sufriendo, ya que la artrosis que le ha llevado al quirófano le causaba bastante dolor por lo que hace cinco meses decidió implantarse una prótesis en la cadera a pesar de que la rehabilitación era muy larga y dura, tal y como dijo entonces cuando fue dado de alta.

Durante el tiempo que ha estado ingresado, el torero ha estado acompañado en todo momento de su mujer Virginia Troconis quien también le acompañó a la salida del hospital.

Con el buen carácter que le define, Manuel Díaz ha atendido a la prensa confesando que: «La mayoría de la familia se ha interesado por mi aunque no toda, ya sabes…», haciendo así referencia a la mala relación con su padre, Manuel Benítez. Aunque parece que el torero no tira la toalla y no descarta que las cosas se solucionen en algún momento: «Los que tenían que interesarse de verdad se han interesado y los que no a lo mejor llaman luego, ojalá».

Aunque ahora tiene que contar con el apoyo de las muletas, Manuel no descarta volver a salir al ruedo y demostrando que se encuentra fuerte sentencia: «Yo no descarto nada, soy un luchador. Espero ponerme fuerte pronto».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.