Estas son las acusaciones que tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado dirigen contra los 22 exdirigentes procesados en las distintas causas que se siguen en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional contra el proceso independentista.

TRIBUNAL SUPREMO:

–Oriol Junqueras, exvicepresidente de Cataluña: La Fiscalía pide 25 años de prisión por un delito de rebelión agravada por malversación de caudales públicos al considerarle jefe o promotor del ‘procés’. La Abogacía del Estado solicita 12 años de cárcel por sedición y malversación.

–Joaquim Forn, exconsejero de Interior: La Fiscalía le atribuye un delito de rebelión agravada por malversación y reclama 16 años de prisión, mientras que la Abogacía del Estado pide 11 años y medio por sedición y malversación.

–Jordi Turull, exconsejero de Presidencia: La Fiscalía pide 16 años de cárcel por rebelión agravada por malversación. La Abogacía del Estado solicita 11 años y medio por sedición y malversación.

–Raül Romeva, exconsejero de Exteriores: La Fiscalía pide 16 años de prisión por rebelión agravada por malversación. La Abogacía del Estado reclama 11 años y medio por sedición y malversación.

–Dolors Bassa, exconsejera de Trabajo: La Fiscalía le considera responsable de un delito de rebelión agravado por malversación y solicita 16 años de cárcel. La Abogacía del Estado pide 11 años y medio por sedición y malversación.

–Josep Rull, exconsejero de Territorio y Sostenibilidad: La Fiscalía pide 16 años de prisión por rebelión agravada por malversación, mientras que la Abogacía del Estado solicita 11 años y medio por sedición y malversación.

–Meritxell Borràs, exconsejera de Gobernación: La Fiscalía pide 7 años de cárcel por malversación y un delito continuado de desobediencia grave. La Abogacía del Estado ve los mismos delitos y reclama 7 años.

–Carles Mundó, exconsejero de Justicia: La Fiscalía le atribuye malversación y un delito continuado de desobediencia grave y solicita 7 años de prisión, mientras que la Abogacía del Estado pide 7 años por los mismos delitos.

–Santi Vila, exconsejero de Empresa: La Fiscalía pide 7 años de prisión por malversación y un delito continuado de desobediencia grave, los mismos delitos que la Abogacía del Estado, que solicita 7 años.

–Carme Forcadell, expresidenta del Parlament: La Fiscalía reclama 17 años de cárcel por rebelión. La Abogacía del Estado pide 10 años por sedición.

–Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC): La Fiscalía solicita 17 años de prisión por rebelión, mientras que la Abogacía del Estado reclama 8 años por sedición.

–Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural: La Fiscalía le acusa por rebelió y pide 17 años de prisión. La Abogacía del Estado solicita 10 años por sedición.

–Lluís Corominas, exmiembro de la Mesa del Parlament: La Fiscalía y la Abogacía del Estado piden 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 30.000 euros.

–Lluís Guinó, exintegrante de la Mesa del Parlament: La Fiscalí y la Abogacía del Estado solicitan 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 30.000 euros.

–Anna Simó, exmiembro de la Mesa del Parlament: La Fiscalía y la Abogacía del Estado piden 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 30.000 euros.

–Ramona Barrufet, exmiembro de la Mesa del Parlament: La Fiscalía y la Abogacía del Estado reclaman 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 30.000 euros.

–Joan Josep Nuet, exintegrante de la Mesa del Parlament: La Fiscalía y la Abogacía del Estado solicitan 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 24.000 euros.

–Mireia Boya, expresidenta del grupo parlamentario de la CUP: La Fiscalía pide 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por desobediencia y multa de 30.000 euros. La Abogacía del Estado reduce la multa a 24.000 euros.

AUDIENCIA NACIONAL:

–Josep Lluís Trapero, exjefe de los Mossos d’Esquadra: La Fiscalía le atribuye un delito de rebelión por el que solicita 11 años de prisión.

–César Puig, exsecretario general de la Consejería de Interior: La Fiscalía reclama 11 años de prisión por rebelión.

–Pere Soler, exdirector de los Mossos d’Esquadra: La Fiscalía pide 11 años de cárcel por rebelión.

–Teresa Laplana, intendente de los Mossos: La Fiscalía le acusa de sedición y pide 4 años de prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.