Las reservas hídricas de Baleares se mantienen en el 56 por ciento en octubre ya que, pese a las numerosas precipitaciones registradas, la alta intensidad de las lluvias ha impedido que parte del agua se infiltrara en los acuíferos.

Según ha detallado en un comunicado este jueves la Conselleria de Medio Ambiente, Mallorca, de hecho, con las reservas al 57 por ciento, ha perdido un punto respecto del mes pasado.

Por su parte, Ibiza mantiene un nivel del 46 por ciento, mientras que Formentera y Menorca han experimentado incrementos de cinco y nueve puntos porcentuales, hasta el 60 y el 50 por ciento, respectivamente.

Desde el Govern han explicado que una buena parte del agua no se ha infiltrado a causa de la alta intensidad de las precipitaciones. Sin embargo, han añadido, la respuesta de los acuíferos nunca es automática, de manera que es previsible que las estadísticas del mes de noviembre indiquen una mayor recuperación.

El escenario, con respecto al índice de sequía, es el mismo que en septiembre: las unidades de demanda (UD) de Menorca, Manacor-Felanitx, Tramuntana Nord e Ibiza se mantienen en prealerta. El resto se encuentra en situación de normalidad.

En comparación con octubre de 2017, la situación es parecida, aunque en las UD de Artà, Manacor, Tramuntana Nord y Tramuntana Sud la situación ha mejorado. Si se comparan los datos con los de hace dos años, la situación es mejor excepto en Menorca.

Las precipitaciones del mes de octubre han sido muy superiores a las normales en todo el archipiélago (+188 por ciento en Ibiza, +267 por ciento en Mallorca y +261 por ciento en Menorca).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.